Embarazada se niega a tratamiento de cáncer y fallece unos meses después de él – ayúdanos a elogiarlos

Si bien la vida puede ser enormemente bella a veces, también puede ser muy cruel. Lo imprevisible forma para de la vida después de todo.

Brianna Rawlings tenía 18 años, y estaba embarazada de 17 semanas. Deseaba enormemente ser madre y de repente recibió una devastadora noticia.

Los médicos la diagnosticaron un cáncer de sangre raro y agresivo, leucemia de células NK. Anteriormente, todos los síntomas de la leucemia lo confundieron con los “síntomas relacionados con el embarazo”.

Ya en la mitad de su embarazo, Brianna tenía dos caminos: o terminar con la vida de su bebé y comenzar el tratamiento que podría salvarle la vida, o seguir adelante con el parto de su hijo y renunciar al tratamiento que quizás le permitiría volver a tener una vida saludable y feliz. .

Foto: Youtube

La joven optó por no someterse a un tratamiento durante el embarazo, y en cambio se centró en traer a su hijo al mundo. Sin embargo, en un trágico giro de los acontecimientos, su sacrificio no se desarrolló como debería y se produjo la muerte de la madre y del bebé.

Su hijo Kyden, sobrevivió tan solo 12 días. Recibió tanto amor que podría haber durado toda la vida pero desgraciadamente nació prematuro, tres meses antes de lo previsto.

Brianna contrajo una infección en la sangre y los médicos tenían miedo de que se la contagiara al bebé, así que Kyaden nació por cecárea de emergencia.

Brianna hizo una entrevista con Femail – según  Daily Mail – : “Esos 12 días pude estar con mi bebé Kyden, abrazándolo, contando los dedos de sus pies y de sus manos dedos: Hablando con él como lo hacía cuando estaba en mi barriga. ¡Fueron tan especiales, fueron los mejores 12 días de mi vida!”

Foto: Youtube

“Ha sido muy duro, largo, agotador y doloroso”, continuó. “Aunque Kyden ya no está con nosotros, él me dio la fuerza para seguir y superar esto.

“Quiero vencer a esta horrible enfermedad. Creo que puedo hacerlo, le hice una promesa a mi hijo”.

Foto: Youtube

Al principio, parecía que Brianna estaba mejorando. Sus niveles de sangre habían comenzado a aumentar y se estaba esforzando al máximo para que los músculos de sus piernas volvieran a funcionar.

Lamentablemente, las cosas dieron otro giro terrible. Su condición comenzó a deteriorarse sin parar, lo que obligó a los médicos a cancelar el trasplante de médula ósea que habían programado para que ella la recibiera de su hermano.

Y le administraron en su lugar, una medicina nueva con la esperanza de que le diera la oportunidad de sobrevivir.

A pesar de que el tratamiento costaba 3,000 dólares a la semana, su familia pudo recaudar los fondos necesarios para que pudiera comenzar un tratamiento constante. Si embargo solo consiguió seguir dos ciclos del tratamiento, porque el cáncer pudo vencer en esta luchadora.

Brianna Rawlings tenía 19 años cuando murió. Pero fue fuerte y luchó contra el cáncer. Murió con una dignidad difícil de igualar.

Nuestros pensamientos y plegarias se las enviamos a la familia de Brianna Rawlings. Opino que es una mujer maravillosa que luchó con todas sus fuerzas por su hijo. 

Comparte este artículo y apoya la campaña de lucha contra el cáncer. ¡Todos juntos podemos vencer esta terrible enfermedad!