Encuentran bebé abandonada en la selva y muerta de hambre – entonces la policía se saca un pecho

Edinora salió un día recoger fruta al bosque cuando, de repente, oyó un ruido que procedía de unos arbustos. Parecía el llanto de un bebé. Y así era, bajo hojas y ramitas había una recién nacida.

Todo indicaba que la niña había sido abandonada por su madre unas horas después de nacer.

Rápidamente la policía Luisa Fernanda Urrea llegó al lugar. Al principio le pareció que era una gato, pero cuando se acercó se quedó impactada con la imagen que vio. Efectivamente era un bebé. Una niña recién nacida, tenía aún parte de cordón umbilical. Parecía que estaba muerta de hambre.

La policía Luisa, que recientemente había sido madre, hizo entonces algo que conmovió a miles de personas en todo el mundo. Un sencillo, heroico y desinteresado gesto que ayudó a salvar una vida.

cen1

La policía Urrea se quedó sin habla cuando vio lo que encontró en la selva. Una niña recién nacida abandonada por su madre, con el cordón umbilical aún colgando, y muerta de hambre.

La policía entendió que la situación era grave y el instinto maternal se hizo cargo de la situación.

cen2

Como Luisa Urrea había sido mamá recientemente, podía amamantar a la pequeña y de esa forma salvar a la niña, y no lo dudó ni un instante.

cen4

Subieron un vídeo a Facebook en el que se ve a Luisa dando de mamar tranquilamente a la hambrienta pequeña. Un sencillo gesto que ha conquistado miles de corazones.

cen3

Después las autoridades se hicieron cargo de la pequeña mientras le buscaban una familia.

¡Comparte si crees que esta policía se merece todo el reconocimiento del mundo por su hermoso gesto! Una cuando es madre, ser convierte en madre de todos los niños del mundo.