Enfermera se reencuentra con el niño prematuro que vio nacer hace 28 años

Dicen que en la vida no existen casualidades, que se dan sincronías. De algún modo la vida hila sus hilos para que volvamos a reencontrarnos con aquellos con los que estamos conectados.

Si es así la enfermera Vilma y el pediatra Brandon son un buen ejemplo de ello, ambos se reencontraron después de 28 años, cuando ella vio llegar al mundo al hijo de un policía de forma prematura y él era tan sólo ese bebé diminuto que nacía demasiado pronto.

El destino quiso que de algún modo los dos volvieran a verse.

La página de Facebook del Hospital infantil Lucile Packard de Standford, en Estados Unidos, dio a conocer recientemente una asombrosa historia, la de una enfermera residente y un bebé prematuro que compartieron mucho durante un punto en su vida.

La enfermera Vilman Wong era apenas una joven residente cuando hace 28 años nació en el hospital un bebé tras tan sólo 29 semanas de gestación.

El bebito, al que llamaron Brandon Seminatore, tuvo que quedarse en la Unidad de Cuidados Intensivos por más de un mes, donde Vilma le dio todos los cuidados posibles para que pudiera seguir adelante.

Facebook

Hoy Brandon es un saludable pediatra de 28 años quien llegó a cursar su segundo año de neurología pediátrica como residente en el mismo hospital que lo vio nacer.

La casualidad quiso que le tocara trabajar con nada más ni nada menos que Vilma. La enfermera reconoció su nombre y le preguntó más sobre su vida. Le preguntó si era policía, a lo que él le respondió que sí, a lo que él tras un silencio le preguntó si se llamaba Vilma.

Resulta que su madre le había pedido que preguntara por la enfermera Vilma, pero él había desistido pensando que tras tanto tiempo seguramente se había retirado o trabajaba en otro lugar.

Pero la vida quiso que estas dos personas se reencontraran y el hospital publicó la historia del conmovedor reencuentro en su página de facebook:

#Update: Vilma and Brandon won hearts on the internet when the story of their chance encounter at Packard Children's…

Posted by Stanford Children's Health – Lucile Packard Children's Hospital Stanford on Friday, 31 August 2018

“Brandon estaba en mi equipo cuidando de uno de mis pacientes. Le preguntó quién era y su apellido me sonaba muy familiar. Le seguí preguntando, cosas como de dónde era y me dijo que era de San Jose y que él fue un bebé prematuro nacido en ese hospital. Entonces sospeché porque recuerdo ser una enfemera residente cuidando de un bebé con ese mismo apellido. Para confirmar mis sospechcas le pregunté si su papá era policía. Y se dio un gran silencio. Entonces me preguntó si me llamaba Vilma y le dije: ¡Sí!”, explicó Vilma.

“Conocer a Vilma ha sido una experiencia surrealista”, dijo por su parte Brandom. “Cuando Vilma reconoció mi nombre, realmente se dio cuenta de que yo era uno de esos bebés. He completado el círculo y ahora cuido de esos bebés con la enfermera que cuidó de mí”.

Los papás de Brandon estaban felices al enterarse de ese reencuentor y compartieron la foto de Vilma sosteniendo al bebé en su falda, una imagen que guardaron durante años.

“Al principio quedé en shock, pero alegre de saber que cuidé de él hace casi 30 años y que ahora es un residente pediátrico para la misma gente que participó en verlo nacer”, dijo Vilma al personal del hospital.

Por favor, COMPARTE esta bella historia si también te conmovió y si también eres de los que creen que las casualidades no existen. Hay algo mágico que nos empuja a reencontrarnos con esas personas especiales que marcaron nuestra vida.