Esta bebé se hizo mundialmente conocida al nacer en la semana 21 – mira cómo es hoy

Por regla general cuando una mujer está en la semana 20 de su gestación, podemos decir que está en la mitad de su embarazo.

Puede que la madre se esté preparando para el alumbramiento pero normalmente esto ocurre los últimos meses antes de dar a luz.

Cuando Courtney Stensrud estaba en la semana 20 de su embarazo ocurrió lo impensable: su bebé estaba a punto de venir al mundo.

Facebook/BobbyGhaheri MD

El prematuro parto de Stensrud fue un milagro único. Su hija nació con 21 semanas y 4 días de embarazo y pesaba apenas 400 gramos.

Su madre tuvo que dar a luz prematuramente a causa de un grave complicación: Corioamnionitis, causada por una infección en el líquido amniótico y en las membranas que lo contienen.

Milagrosamente su hija sobrevivió a esta terrible complicación y a su arriesgado parto. Pero no solo sobrevivió sino que hoy en día se ha convertido en una preciosa niña de tres años que ama la vida.

En muchos estados de EEUU normalmente cuando un bebé nace antes de la semana 24, no se intenta mantenerle con vida. Por lo tanto según un informe sobre la hija de Stensrud, éste es un caso único.

”Ella ha sido el bebé que ha nacido más prematuramente y ha sobrevivido” comenta el informe.

Courtney Stensrud, de 35 años, explica para CNN:

“Hay casos de nacimientos en la semana 22 y en la semana 23 pero ninguno en la semana 21. Por lo tanto sabía que las posibilidades de mantenerla con vida eran mínimas”.

Facebook/TheDirtFarmer

A pesar de saber que las posibilidades de mantener a su hija con vida eran escasas, ella luchó en todo momento por ella.

Kaashif Ahmad, médico responsable del informe sobre este caso, visitó a la nueva madre después de dar a luz.

Ahmad consideró la posibilidad de que el bebé no sobreviviera. Estaba muy preocupado por el escaso desarrollo de los pulmones y por la debilidad de los vasos sanguíneos del cerebro.

Si sobrevivía los posibles problemas de salud derivados de su nacimiento prematuro podrían ser muy serios. Pero la madre Courtney ya había tomado una decisión.

“Yo escuchaba al médico atentamente pero algo en mi interior me decía que tenía que creer y luchar. No dejar de luchar”.

Y fue la mejor decisión. Porque hoy en día su hija es una niña sana y feliz con toda su vida por delante. ¡Mira que preciosa es!

MADRE E HIJA

En el siguiente vídeo puedes ver más imágenes de la evolución de la pequeña:

¡Qué maravilla saber que la historia ha tenido un final feliz! Cuantos excelentes médicos y enfermeras hay en el mundo que hacen que un hecho así sea posible.

¡Comparte y dale a me gusta si deseas mandarle a la familia tu enhorabuena!