Esta mujer desearía que su marido le pudiera ser infiel – porque esta aburrida del ”señor perfecto”

La gran mayoría de mujeres desean tener como pareja a un hombre honesto, sincero, fiel, alguien en quien pueden confiar para caminar juntos a lo largo de la vida en común.

Por eso ha sido una enorme sorpresa saber de una mujer de Reino Unido que ha manifestado públicamente que le gustaría que su marido, a quien califica de “Señor perfecto” fuera capaz de serle infiel.

Clare O’Reilly es una mujer de 40 años de Plymouth, en Reino Unido, quien asegura que su marido Jon, de 46 años de edad, y con quien lleva casado 13 años es Mr. Perfect (el señor perfecto) y que de tanto en tanto le gustaría que fuera más flexible y capaz de cometer algún error.

Revela que en ocasiones le frustra esta situación, el hecho de que Jon nunca quebrante las reglas.

Para dar una idea de su perfeccionismo, cuenta una anécdota que tuvo lugar en 2003. “Me reporté enferma en el trabajo, planeando sorprenderle mientras trabajaba en casa. Sin embargo, cuando aparecí con la idea de una larga y tranquila comida romántica, se negó a dejar de lado sus responsabilidades aun cuando estábamos al principio de nuestros escarceos amorosos”.

Según declaró Clare al diario británico The Sun, otro ejemplo de la honestidad de Jon es cuando años atrás su compañía de seguros les llamó para decirles que tenían derecho a reclamar una compensación de 6000 libras (7500 dólares) a otro conductor por lesiones sufridas.

Al parecer, Jon rechazó cobrar nada dado que no habían resultado heridos en el accidente al que se refería el parte de seguros porque “sería deshonesto”.

Por otra parte, ella en ocasiones decide suspender el asistir a algún evento con amigos horas antes de que tenga lugar, pero Jon siempre cumple sus compromisos.

Pero no se equivoquen, Clare afirma estar profundamente enamorada de su marido, que es “el hombre de su vida” y pronto van a celebrar 17 años juntos. “Pero a veces deseo que mienta, engañe o difame al menos una vez, para que me pueda sentir mejor sobre mi carácter menos que perfecto.

Y es que no debe ser fácil convivir con alguien que encarna la absoluta perfección. ¿Y ustedes qué opinan? Les invitamos a participar en el apartado de comentarios.