Familia cree que Victoria, 11 años, tiene muerte cerebral, a los 4 años se despierta y sorprende con sus palabras

A la edad de 11 años Victoria Arlen tenía síntomas preocupantes parecidos a la gripe. Se desmayó varias veces y contrajo neumonía. 

Dos semanas más tarde se quedó inválida de cintura para abajo.

Pero su situación, que era bastante crítica, dio un giro inesperado y a los 4 años dejó asombrados a los médicos y a la familia. 

En el año 2006, Victoria tenía 11 años. Tras sufrir síntomas parecidos a los de la gripe, cayó lentamente en un coma. Era una niña con mucha energía y entusiasmo que le gustaba bailar y nadar.

Pero Victoria perdió el control sobre sus brazos, no podía tragar bien y no encontraba la palabra correcta cuando debía hablar. Una situación extraña que fue empeorando.

Era como si alguien poco a poco fuera desconectando la corriente de la central que dirigía su cuerpo y su cerebro. Poco a poco se fue alejando de su familia.

Después todo se hizo oscuro.

Foto: Youtube

Encerrada en su propio cuerpo

Victoria pasó casi cuatro años “encerrada” dentro de su propio cuerpo.

Los médicos explicaron que Victoria había caído en un estado vegetal, y tuvieron que ponerle una sonda para comer. Su cuerpo era tan solo un caparazón. A su familia le dijeron desde el principio que posiblemente no se volvería a recuperar.

”La perdimos”, dijo Jacqueline, su madre.

Escuchamos lo que la gente dijo durante dos años

Pero lo que nadie sabía era que Victoria podía escuchar a sus seres queridos, en su cama del hospital.

Dos años después de estar en coma, su mente despertó, aunque seguía sin poder mover su cuerpo.  Podía oír las conversaciones cercanas a ella, pero su cuerpo no quería obedecer.

Victoria no tenía ninguna posibilidad de contarle a alguien lo que la ocurría. Debió de ser una experiencia muy frustrante.

”Serás un vegetal el resto de tu vida”

En un cierto momento,  los médicos descubrieron una rara enfermedad que le ocasionó una inflamación del cerebro y la médula espinal. Victoria escuchó cuando los médicos le explicaron a su familia que la esperanza se había acabado. Les dijeron que seguiría siendo un vegetal por el resto de su vida.

”Pero mis padres creyeron en mí. Convirtieron mi habitación de New Hampshire en la habitación de un hospital, y me cuidaron. Mis tres hermanos hablaban conmigo y me tomaban de la mano. Me contaban lo que ocurría fuera de mi habitación. Esto me hizo ser más fuerte y poder luchar. Ellos no sabían que yo les podía oír, pero escuché todo”, cuenta Victoria a ESPN.

De repente ella despertó

En el año 2010,  Victoria despertó finalmente de su vida vegetativa y pudo hacer oír su voz.

Ya comenzó en diciembre del 2009, cuando tuvo un contacto visual con su madre. Poco a poco Victoria volvía a la vida, con pequeños sonidos que se convirtieron en palabras y después en frases.

Comenzó a comer pudín por su cuenta y después de 4 años pudo comer su primera comida. Tuvo su primer móvil y supo lo que eran las redes sociales. Pero a pesar de todas los éxitos diarios había algo que no mejoraba: la posibilidad de mover las piernas.

Lesión permanente en la médula espinal

Victoria pudo escuchar que la hinchazón de su cuerpo había ocasionado una lesión permanente en la médula espinal y que estaría inmovilizada de cintura para abajo para el resto de su vida.

Cada especialista decía lo mismo: “Tendrás que acostumbrarte a sentarte en una silla de ruedas”.

Pero Victoria tenía una voluntad como pocos la tienen. Y pensaba luchar y ganar aquello que parecía imposible.

Cuando regresó de nuevo a la escuela, fue terriblemente acosada por estar sentada en una silla de rueda. Volvió a casa llorando y no quería volver. Los padres decidieron ayudar a su hija de la mejor manera para que pudiera recuperarse.

Y mantuvieron su promesa.

Throwing It Back To The Glory Days Of Swimming…..HaHa #HavingAMeltdown ???✋#ThrowBackThursday #Yikes

Posted by Victoria Arlen on Thursday, 24 April 2014

Los hermanos la obligaron a meterse en la piscina

Los recuerdos de su niñez fueron determinantes para Victoria. Creció cerca de un lago y aprendió a nadar en la piscina de su casa. Incluso nadó a nivel competitivo. Y aunque Victoria insistía en que no podía nadar sin las piernas, sus hermanos la obligaron a meterse en el agua. Y fue una decisión correcta.

Le devolvió la “esperanza” que necesitaba para volver a vivir. Cuando estaba nadando, no estaba en la silla de ruedas. Y para su sorpresa, Victoria continuaba siendo muy buena nadadora.

Se convirtió en medallista olímpica.

En el agua no solo sentía recuperar la libertad perdida, sino también le devolvía su autoestima. Fue muy positivo cuando Victoria, en el verano de 2012, fue seleccionada para los equipos olímpicos paralímpicos de los Estados Unidos durante los Juegos Olímpicos de Londres. Se llevó a casa tres medallas de plata y una de oro en 100 metros de tiempo libre. Ella también estableció un récord mundial en 100 metros libres.

La historia de Victoria comenzó a difundirse por el mundo y comenzó a ganar seguidores. Pero su viaje no acabó ahí – iba a dejar de usar la silla de ruedas.

Proud To Be An American! Happy 4th Of July Everyone! Have Fun And Be Safe! ?✌️???❤️? #Merica

Posted by Victoria Arlen on Friday, 4 July 2014

Se mudó a San Diego para entrenar

En 2013 Victoria se mudó a San Diego para participar en el programa Project Walk, que ayudaba a las personas paralíticas a andar de nuevo.

”Mi madre y yo nos mudábamos ocasionalmente a San Diego y vivía con la familia para que pudiera entrenar cada día. Vimos que se trataba de un lugar donde podrían ayudarme y no quería vivir a cientos de kilómetros de mis hermanos y mi padre. Y para mantener su promesa, mi familia decidió abrir su primer programa Project Walk en la costa este. De esta manera podría seguir entrenando cada día para alcanzar mi objetivo , y además en mi ciudad natal podría recuperar la esperanza que necesitaba también”, dice Victoria.

So exciting to graduate tonight from Exeter High School with my triplet brothers! #WeDidIt

Posted by Victoria Arlen on Friday, 14 June 2013

No creía aún en ella

Los especialista del hospital sin embargo seguían dudando de las posibilidades de Victoria para poder andar. Un médico dijo que no apostaría dinero por ello. La respuesta de Victoria fue rápida, hipotecarían la casa para poder apoyar el entrenamiento de su hija en ”Project Walk”.

Demostró todo lo contrario

El 11 de noviembre del 2015, Victoria dio su primer y pequeño paso. Estaba atada con un arnés encima de una cinta de correr. Dos entrenadores la ayudaban a mover sus piernas. Habían pasado seis años desde que “se despertó”. Los médicos confirmaron una vez más la inutilidad de sus piernas.

Pero Victoria se levantaba cada día y entrenaba seis horas todos los días hasta conseguir su objetivo. Cinco semanas más tarde, un 3 de marzo del 2016, dejó las muletas y comenzó a poner un pie delante del otro. Y ya no ha parado desde ese instante.

”No podemos decir que cada día es perfecto. Todavía hay mucho retos que alcanzar, todavía es difícil andar por mí misma. Llevo un bastón y sigo mi programa de entrenamiento de entre dos a tres horas cada día. Aquellos días en los que siento que mis piernas están más cansadas utilizó mi silla de ruedas o mis muletas” comenta Victoria.

Se levantó de la silla con una nueva identidad

Cuando Victoria literalmente se levantó de la silla de ruedas, no sabía realmente como reaccionar. No sabía como la gente la iba a mirar.

”Pero entonces me di cuenta de que ese era mi viaje y de nadie más. A lo mejor puedo inspirar a otros que lo necesitan mucho”

Hoy en día, Victoria ha encontrado su identidad, tras 10 años de un turbulento viaje. Ella es una medallista de oro paralímpica, anfitriona del gran canal de deportes ESPN y una sobreviviente.  También ayuda a otros paralíticos con su entrenamiento, para que puedan andar y ha participado en el programa de baile estadounidense “Dancing with the stars”. Nunca lo hubiera imaginado hace 10 años.

View this post on Instagram

There are a few moments in life that have truly left me speechless… this moment, this family, this honor was one that has taken me a very long time to find the words. Korinna was asked by Make-A-Wish What her wish was and her wish was she wanted to meet me. Like me when I was younger this sweet girl is “locked in” and one of our first conversations she communicated with me was that she knows “how I feel” … very few know that feeling. But I know it all too well and it was surreal. ??? … Being in the public eye and doing all that I do at times can be very overwhelming, especially this last year. But then it’s moments like this when I realize that there is a beauty and blessing to make an impact amongst the chaos. To be able to spend the day with this sweet girl and her incredible family left a permanent smile on my face and a lasting impact in my heart. Thank you @makeawishamerica & @makeawishct for all that you do and thank you Korinna for reminding me that what I do matters. ??? #MakeAWish

A post shared by Victoria Arlen (@arlenv1) on

Victoria es por muchas razones un auténtico milagro y una fuente de inspiración. Pero ella es muy cautelosa al señalar una cosa:

”Todo esto no lo he conseguido yo sola. Les estoy muy agradecida a todos los que me han ayudado a llegar hasta aquí. Cada día me siento más gusto con mi nueva realidad. Pensé que mis primeros pasos el 3 de marzo de 2016 serían la línea de meta. Pero en realidad fue solo el comienzo ”.

Escucha en el siguiente vídeo a Victoria Arlen hablar sobre su viaje:

¡Qué increíble viaje ha realizado esta fuerte, valiente e increíble mujer!

¡Lo menos que podemos hacer es difundir su historia, para que todos nuestros amigos tengan la posibilidad de escucharla y emocionarse con su viaje! 

¡Te deseamos mucha suerte en tu futuro,Victoria!