Familia y personal del hospital se alinean y cantan Amazing Grace cuando llevan a nena a donar órganos

Es la peor pesadilla de todos los padres: tener que ver a su hijo morir a una edad temprana.

Por lo tanto, la historia de Paul y Meagan Sobolik parece casi una historia de horror.

Hace un par de meses, su hija Coralynn “Cora” Sobolik, de dos años, ingresó en el hospital debido a problemas respiratorios.

Tres días más tarde a la pequeña se le declaró muerte cerebral, una dramática consecuencia del virus parainfluenza.

Paul y Meagan Sobolik, de New Hampton, Estados Unidos, tuvieron que lidiar con una de las cosas más difíciles que una familia podría enfrentar.

El 19 de abril su hija Cora experimentó problemas respiratorios.

Cuando la niña llegó al hospital, sufrió un paro cardíaco tres veces, y los médicos tuvieron que realizarle una RCP (Reanimación cardiopulmonar) durante 25 minutos.

Posted by Meagan Sobolik on Thursday, 23 May 2019

Tuvo éxito, pero hubo graves complicaciones. Desafortunadamente, Cora sufrió daño cerebral debido a que su corazón se detuvo muchas veces.

Pero la valiente niña todavía estaba viva, y sus padres oraron a Dios para que ella lograra sobrevivir.

“Nuestra hija era totalmente nuestro mundo para nosotros. Era una niña tan feliz, siempre riendo, su risa era contagiosa”, dice su madre, Meagan Sobolik,a People.

Una vez que ella se estabilizó, Cora pudo ser trasladada.

Pero durante la tercera noche en el hospital, el cerebro de Cora comenzó a hincharse y una tomografía computarizada de emergencia reveló las peores noticias posibles.

A Cora le declararon muerte cerebral después de una breve batalla de tres días.

Update on Coralynn: She has now been officially declared brain dead. There is now no chance of our little girl…

Posted by Meagan Sobolik on Sunday, 21 April 2019

Horas más tarde, Meagan y Paul tuvieron que tomar la decisión más difícil de sus vidas.

“Cuando supimos que ella nunca se despertaría y que se había ido mentalmente, sabíamos que querría que sus órganos ayudaran a las personas necesitadas”, dijo Meagan.

Días después de su trágica muerte, la niña de 22 meses fue llevada a cirugía.

Video fue compartido por millones

Pero esta operación quirúrgica no era para salvar su vida, sino para salvar la vida de los demás.

Sus padres compartieron valientemente las imágenes de video cuando Cora fue conducida por el pasillo para donar sus órganos a quienes los necesitaban desesperadamente.

La idea era compartir el video para que los miembros de la familia que no pudieron asistir, participarán en este evento tan emotivo.

Cuando fue publicado en internet, millones de personas comenzaron a compartirlo en las redes sociales.

“Me quedé sin palabras. Fue realmente maravilloso ver y sentir tanto amor y apoyo por nuestra niña”, dijo Meagan.

En el vídeo, se ve cómo se alinean en el pasillo del hospital miembros de la familia y personal del hospital como tributo a Cora.

El video también muestra a su madre susurrándole a su hija: “puedes salvar a tres personas, te quiero para siempre”.

Salvó tres vidas

Tras la operación, Cora pudo donar su corazón y salvar a un niño de 1 año. Su hígado salvó a una niña de 1 año y sus riñones fueron a ayudar a una mujer de 41 años.

La valiente niña no sobrevivió, pero marcó la diferencia en las vidas de los demás.

“Cuando tu hijo dona sus órganos, ellos viven en otra persona [y] están salvando a personas que de otra manera [no podrían] vivir sin los regalos de tu hijo”, dice Meagan Sobolik y continua:

“Cora es nuestra pequeña superhéroe, y creo que se convertirá en la inspiración de millones de personas. Espero que ayude a concienciar a todo el mundo sobre la importancia de la donación de organos.”

Posted by Meagan Sobolik on Saturday, 18 May 2019

Nuestras oraciones van para esta familia por su gran pérdida. Otras tres personas están viviendo gracias al generoso regalo de su hija .💕

¡Comparte esta historia para honrar la memoria de la pequeña Cora!