Tweet about this on Twitter Pin on Pinterest Share on Facebook

Helen fue atacada por un violador – dijo 2 palabras mágicas que le hicieron huir como un rayo

Todos tenemos a alguien o conocemos a alguein que vive solo o sola y ha tenido miedo de que le ocurra algo en casa sabiendo que no hay nadie que pueda verlo o hacer nada. Que la persona en cuestión pueda ser violada no es algo en lo que uno suela pensar, pero lamentablemente hay mucho loco suelto.

Lo que Helen Reynolds, de 88 años, hizo cuando un hombre entró en su casa y la amenazó con violarla me ha dejado muy impresionada. 

Helen Reynolds, de 88 años, estaba sola en casa cuando un hombre joven llamó a la puerta. El hombre dijo que vivía en el barrio y le pidió un vaso de agua. 

Aprevechó entonces para meterse rápidamente en su piso y cogió 40 dólares del bolso de la mujer, pero la cosa no acabó ahí. Le tapó la a Helen y le ató las mano, entonces le dijo que la iba a violar. 

El hombre tumbó a la anciana de 88 años en la cama y comenzó a desvestirla. Helen intentó darle patadas entre las piernas con toda su fuerza, pero cuando vio que no conseguía nada, comenzó a usar la cabeza. Dos palabras mágicas hicieron que el hombre saliera corriendo: “Tengo sida”.

– Le dije que tenía VIH y que mi marido murió de esa enfermedad. Por supuesto era mentira, dice la mujer de 88 años a NBC.

El hombre salió corriendo de la casa y, hasta ahora, no ha sido detenido. 

– No tengo nada bueno que decir de él. Nada. Ojalá lo mentan en la cárcel, declara Helen a NBC

Es horrible escuchar su historia pero a la vez muy útil para otras personas que puedan verse en esa situación. Dos sencillas palabras que pueden servir a otras personas a librarse de violadores. Compártelo para que todo el mundo conozca esta ingeniosa ocurrencia y la pueda usar en caso de emergencia. 

 
 

Leer más sobre