Hermanas unidas por fin van a casa a dormir en camas separadas – tras arriesgada cirugía

En un mundo aparentemente falto de magia es hermoso descubrir que los milagros existen. A veces se dan situaciones donde todo parece perdido, pero la vida nos enseña que nunca está dicha la última palabra y que todo puede cambiar.

Ese es el caso de dos hermanas siamesas llamadas Abby y Erin Delaney, quienes nacieron unidas por su masa cerebral. Los médicos apenas les daban probabilidades de sobrevivir, pero la suerte y nuevas tecnologías médicas lograron obrar un auténtico milagro.

Abby y Erin son dos hermanas que nacieron en Carolina del Norte, Estados Unidos, con la suerte en su contra. Estaban completamente unidas por su masa cerebral y separarlas requería una cirugía enormemente riesgosa.

Youtube

Ambas fueron diagnosticadas con lo que se conoce como gemelas craniopagus; compartían cerebro y vasos sanguíneos que alimentaban el corazón y el cerebro. Separarlas parecía una misión imposible.

Sin embargo, estas pequeñas tuvieron la fortuna de que sus cirujanos estaban decididos a hacer todo lo posible para hacer de esta operación de separación un éxito.

Youtube

Con la ayuda de 30 miembros del personal médico se prepararon para practicar una complicadísima cirugía.

Tras meses en el hospital llegó el día de la intervención, que duró un total de 11 horas. Las hermanas fueron finalmente separadas oficialmente el 6 de junio de 2017.

Youtube

Ambas permanecieron en cuidados intensivos hasta que recibieron el alta. Primero salió Erin y un mes después su hermana Abby. En total permanecieron 485 días internadas en el hospital.

Las hermanas han superado todas las expectativas de los médicos en su recuperación. Aunque seguirán siendo monitoreadas durante su infancia y necesitarán implantes para cubrir agujeros en sus cráneos abiertos, su evolución ha sido espectacular.

Youtube

Según Science Daily, un año y medio después de la operación las dos gemelas viven una vida totalmente normal con una recuperación casi milagrosa.

Youtube

Su rápida recuperación se atribuye también al hecho que fueron operadas muy pequeñas.

“Lo niños con esta condición sanan antes y mejor cuanto más jóvenes se hace la separación, debido a la plasticidad y poderes regenerativos del cerebro joven”.

En este video puedes ver más sobre estas inspiradoras hermanas:

Enviamos nuestros mejores deseos a estas hermanas que no tuvieron un fácil inicio en esta vida pero que esperamos el futuro les depare lo mejor. ¡Comparte si te pareció inspiradora la historia de Erin y Abby!