Hijo se la pasa pidiendo 2 almuerzos, luego mamá entiende que se lo ha estado dando a niño hambriento

Cualquier que ha criado a un niño sabe que los niños están llenos de sorpresas.

Pero aún así Josette Duran quedó muy sorprendida cuando su hijo pequeño, Daniel, se acercó una mañana y preguntó si se podía llevar dos almuerzos al colegio.

Josette, que estaba preparando el almuerzo de Dylan como siempre, sintió algo estaba mal aquí. Ella le preguntó si él no estaba quedando lleno con la comida que ella le hacía, pero iba resultar ser una cosa completamente diferente…

Después de hacer más preguntas, Josette entendió que Dylan estaba preguntando por un segundo almuerzo para su amigo. Había un niño en el colegio que no tenía el dinero suficiente para comer nada más que una taza con fruta, y Dylan quería que comiera un almuerzo de verdad.

The two lunches Josette would pack each day.
YouTube / Inside Edition

Luego la mamá se iba a enterar de que la madre del niño era una mamá soltera que acababa de perder su trabajo.

“Esto me conmovió porque hace unos años, mi hijo y yo no teníamos donde vivir”, dijo Josette. “Estábamos viviendo en mi auto y lo lavaba en baños. Y no teníamos comida.”

Josette se puso a trabajar inmediatamente y le preparó un segundo almuerzo y prometió hacerlo cada día.

YouTube / Inside Edition

Ella siguió haciendo dos almuerzos todos los días hasta que el director del colegió la llamó a una reunión.

Josette fue a la escuela, para darse cuenta de que la madre del niño la estaba esperando. Ella había conseguido todo el dinero que podía en un intento para pagarle a Josette por toda su amabilidad.

Josette se negó a aceptar el dinero, en cambio prometió ayudar más. Como entrenadora de un equipo de voleibol femenino, Josette organizó una recaudación de fondos para ayudar a niños como el amigo de Dylan.

YouTube / Inside Edition

Su equipo recaudó 400 dólares que pudieron utilizar para comprar almuerzos para los niños que no tenían la posibilidad de comprar su almuerzo en el colegio.

“Así que ahora, nadie en ese colegio le debe dinero a nadie, y ahora todos pueden comer”, dijo Josette.

Qué mujer tan inspiradora, y su niño Dylan tiene un corazón de oro. 

Comparte este artículo si piensas que todos los niños se merecen una comida de verdad en el colegio, sin importar la situación económica de sus padres.