Joven ingeniero inventa guantes que convierten el lenguaje de signos en discurso audible – a elogiarlo

La gran mayoría da por sentado tener nuestros sentidos humanos. La capacidad de ver, oír, oler y saborear es un hecho para nosotros que hemos recibido un don desde nuestro nacimiento, pero otros no lo tienen tan fácil.

Cada día, nacen bebés en el mundo sin su facultad auditiva. El lenguaje de los signos existe para facilitarles la comunicación a la gente sorda. Sin embargo un ingeniero de 25 años Roy Allela, ha hecho posible ir más allá.

Este inventor de Kenia, ha inventado los guantes Sign-IO, diseñados para traducir los movimientos de las manos trasformándolo en un discurso audible. ¿El resultado? Las personas sordas pueden “hablar” con aquellos que no entienden los signos.

 

Según las fuentes, los guantes tienen sensores colocados en cada uno de los cinco dedos. Determinan sus movimientos, incluso hasta el detalle de cuánto se dobla un dedo. Los guantes están conectados simultáneamente a una aplicación de Android que también inventó Allela, una que convierte los gestos en voz a través de una función de texto a voz.

Una sobrina de 6 años de Allela fue quién lo inspiró a crear estos guantes Sign-IO. Era sorda de nacimiento y él quería crear un mecanismo sencillo para que su sobrina pudiera comunicarse con la gente que tenía a su alrededor.

En una entrevista con The Guardian el inventor comentó: “Mi sobrina utiliza los guantes, los conecta con su teléfono o el mío, luego comienza a hablar con señas y puedo entender lo que está diciendo. Como todos los usuarios de lenguaje de señas, es muy buena para leer los labios, por lo que no necesita que yo le responda con señas”.

Allela, que también trabaja para Intel y enseña informática en la Universidad de Oxford presentó sus guantes en una escuela de alumnos con necesidades especiales en un pequeño condado en el suroeste de Kenia. Su objetivo, sin embargo, es que los guantes estén disponibles para todos los que los necesiten.

Estos guantes Sign-IO  todavía están en la fase de desarrollo, pero ya han recibido premios y fondos para ayudar a su completo desarrollo.¡El futuro parece prometedor!

¡Bien Roy, puede que el trabajo todavía esté en una fase inicial, pero te agradecemos todo el impresionante trabajo realizado!

¡Comparte esta historia para elogiar a este increíble joven!