Tweet about this on Twitter Pin on Pinterest Share on Facebook

La acosan cada día por teléfono – hasta que un día la voz de un extraño al otro lado de la línea lo cambia todo

Elisabeth Chenoweth era una dulce y tierna adolescente hasta que un día conoció a Scott. Los amigos de Scott estaban celosos de que Elisabeth pasara tanto tiempo con él y empezaron a acosarla hasta que su autoestima quedó destrozada. Pero cuando uno de ellos casi empuja a Elisabeth al suicidio todo cambió.

Afortunadamente, en este caso los chicos finalmente se dieron cuenta de lo que estaban haciendo y ahora hacen todo lo posible para reparar el daño que hicieron como acosadores. Me conmovió muchísimo esta historia y te demuestra que nunca es tarde para cambiar.

Fuente

Cuando el adolescente estadounidense, Scott Hannah empezó a pasar tiempo con Elisabeth Chenoweth, sus amigos no estaban muy contentos. Estaban celosos y pensaban que Scott pasaba demasiado tiempo con Elisabeth. Ella no les gustó y empezaron a acosarla en redes sociales.

Fuente

El mejor amigo de Scott, Tyler, era el que más celoso estaba y atacaba a Elisabeth cada día. Finalmente, logró volver a Scott en contra de Elisabeth y empezó a acosarla también.

Fuente

Juntos los dos chicos llamaban a Elisabeth cada día para insultarla y destrozar la autoconfianza.

“Me miraban y decían que era muy fea y que me veía como un trol. Sentí que me arrancaban mi autoconfianza”, explicó Elisabeth a Today.

Fuente

El acoso fue cada vez peor y no fue hasta que una tercera persona llamó a Elisabeth que la situación cambió por completo.

Uno de los amigos de Scott y Tyler le dijo a Elisabeth que se quitara la vida. Elisabeth estaba furiosa y le dijo a Scott que no quería verle nunca más. Ahí fue cuando Scott y Tyler se dieron cuenta de lo que habían hecho y se disculparon.

Fuente

Tiempo después los chicos escucharon en la radio la historia de un chico de 14 años que se había suicidado tras ser acosado. El repotaje hizo que Scott y Tyler se dieran cuenta del daño que habían causado. Se dieron cuenta de que personas como ellos formaban parte del problema y decidieron convertirse en parte de la solución.

Ambos se enrolaron en una organizaciónde concienciación contra el bullying.

Caption

“Tyler y yo continuamos haciendo campaña en las escuelas del país tratando de hacer entender a todo el mundo que no importa si eres la víctima de acoso, eres testigo o eres un acosador, tienes siempre el poder de cambiar las cosas”, dice Scott.

Nunca es tarde para convertirse en mejor persona. ¡Por favor, comparte esta historia para inspirar a otros para hacer frente al bullying!

 
 

Leer más sobre