Familia difunde urgente advertencia después de un terrible accidente con una cortadora de césped: ayúdanos a compartir sus palabras

El 4 de julio del 2017 será un día que la familia Sullivan nunca olvidará. Fue el día en que su tranquilo verano se hizo añicos y su jardín se convirtió en una maldita pesadilla.

Desafortunadamente, Roan, el hijo de tres años de la familia, fue la víctima de un terrible accidente. Según sus padres, parecía que Roan había pisado una bomba.

Esta “bomba” resultó ser un utensilio doméstico bastante habitual que sin embargo manda cada tres niños a  la sala de emergencias todos los días en los Estados Unidos.

Team Roan

Era un bonito día de verano del mes de julio cuando Sean Sullivan comenzó a cortar el césped. Utilizó su cortadora de césped con motor para esta tarea. Una cortadora que era robusta, grande y de plena confianza.

Su hijo Roan, de 3 años, a menudo se sentaba en las rodillas de su padre mientras cortaba la hierba. El cortacésped estaba asociado a muchos recuerdos de padre e hijo, por lo que el 4 de julio hicieron lo mismo.

Sin embargo, ninguno de ellos sabía que ese día en particular estaba destinado a ser diferente.

Flickr

Sean había dejado que la hierba creciera más de lo normal, por lo que había que cortar bastante. Después de un tiempo, Melissa la madre de Roan, se llevó a  Roan y a su hermanita a dentro mientras Sean terminaba su tarea.

Roan tenía sed y se fue a tomar algo de beber. Su hermana, mientras tanto, se fue a echar la siesta.

Sin embargo, después de que Roan terminó de beber, salió corriendo otra vez. A partir de ahí, todo pasó rápido. Antes de que Sean supiera lo que estaba pasando, su pequeño se había metido en mitad del camino de la cortadora de césped.

Team Roan

Sean Sullivan recuerda ese día:

“En realidad, fue el único momento posible que tuvo la oportunidad de escabullirse sin que lo viéramos”, le dijo a WTVR.

Sean estaba a punto de terminar de cortar el césped, yendo hacia la izquierda y luego girando a la derecha.

Entonces Roan apareció ante él. Todo sucedió en un abrir y cerrar de ojos, a pesar de que el cortacésped no se movía a mucha velocidad.

GoFundMe

Los padres devastados no pueden recordar exactamente cómo sacaron al niño de debajo de la cortadora de césped.

Lo que nunca olvidarán, sin embargo, fue la visión de su hijo. Dicen que parecía como si hubiera pisado una bomba y se fuera a morir en cualquier momento.

De alguna manera lo sacaron de la cuchilla del motor de la máquina, lo metieron en el automóvil y se lo llevaron directamente a la sala de emergencias.

GoFundMe

Sean recuerda lo agradecido que estaba al ver una habitación llena de médicos, los “ángeles” que hicieron todo lo posible por salvar a su hijo.

Tras recibir atención de emergencia, Roan fue trasladado al Hospital de Niños en Richmond.

Y allí tuvo que someterse a varias y difíciles operaciones quirúrgicas así como sufrir la amputación de su pie derecho.

Team Roan

Tristemente, el caso de Roan dista mucho de ser único.

Papá Sean, quien continúa luchando con esa terrible culpa, cree que no habrá ni un solo día en el que no piense en lo que le sucedió a su hijo.

Ahora, toda la familia desea concienciar a los demás padres sobre los posibles peligros que este tipo de cortacéspedes puede conllevar.

Team Roan

En un segundo la vida de tu hijo puede cambiar. Cortadoras de césped como éstas pueden causar daños graves tanto a ti como a tu hijo, así que hay que ser muy precavido.

Según Amputee Coalition, más de 600 niños al año se someten a amputaciones relacionadas con cortacéspedes, y son más de 800 los atropellados por cortacéspedes o pequeños tractores.

Según el periódico británico The Daily Mail, parece que 69 estadounidenses son asesinados por cortadoras de césped cada año. Para poner esto en una perspectiva más amplia, solo dos son asesinados por terroristas yihadistas.

Team Roan

Afortunadamente, hoy Roan está ya recuperándose. Todos días lucha con fuerza y positivismo a pesar de que el accidente casi le costó la vida.

La madre Melissa cree que hay que dar las gracias a una fuerza superior por darle una segunda oportunidad a su hijo. Pero también agradece enormemente a los habilidosos médicos que trataron al pequeño.

“Cada persona que ha sido parte de la recuperación de mi hijo es un ángel y sus nombres estarán grabados en mi corazón para siempre”, dice Melissa.

Este fantástico apoyo ha ayudado a Roan a volver más fuerte que nunca. Sin embargo, no todos los niños tendrán la misma suerte.

Team Roan

Por favor, ayuda a difundir este artículo para que más personas sepan de los riesgos asociados con los cortacéspedes de alta potencia.

COMPARTE el artículo para que ningún niño o padre tenga que pasar por esto nuevamente.