La foto viral de un bebé prematuro sonriente da esperanza a los padres de bebés prematuros

Un parto prematuro puede provocar a los padres una montaña de sentimientos: amor, miedo, ansiedad y la  lista continua.

Aman a su pequeño, pero ¿sobrevivirá? ¿Podrán verle crecer? Las preguntas son infinitas y el futuro es a menudo incierto.

Lauren Vinje y su marido, David, se enfrentaron a una situación similar cuando Lauren se vio obligada a dar a luz debido a complicaciones en el embarazo en la semana 34. No sabían si su pequeña Freya iba a sobrevivir.

Pero cinco dias después del nacimiento, la pareja tomó una fotografía de su hija que iba a dar esperanza a los padres de bebés prematuros en todo el mundo.

Freya nació el 27 de noviembre de 2014 en Minnesota con tan solo 34 semanas – ahora tiene cuatro años y es la hermana mayor de dos hermanos menores.

“Sabía que algo no marchaba bien al hincharme tanto que no podía agarrar los tobillos con las manos” dijo Lauren a PEOPLE en 2016. “Entonces comencé a ver luces intermitentes”.

La futura madre sufría de preeclampsia, una complicación potencialmente peligrosa que generalmente se caracteriza por presión arterial alta, hinchazón en las manos y los pies y por tener proteínas en la orina.

El médico de Lauren le dijo que la frecuencia cardíaca de Freya estaba bajando.

Lauren dio a luz con una cesárea de emergencia, tan solo dos días después de que su médico le informara que la frecuencia cardíaca de su hija estaba bajando.

Freya pesó al nacer 1.757 kg

Tuvo que permanecer en UCi Neonatal durante un mes, antes de que sus padres pudieran llevársela a casa.

“Cuando la abracé, me pareció algo  increíble”, dijo David a PEOPLE. “Tomar en brazos a un pequeño bebé que ha pasado por tanto es una locura, abrumador y sorprendente”.

"Our first daughter at five days old. 3 lbs. 14 oz., she was happy to be alive! This picture was one I looked at often…

Posted by Love What Matters on Sunday, 16 October 2016

La pareja tomó una foto de su sonriente bebé prematuro, y descubrieron que esta imagen les traía mucha alegría y les recordaba que siempre hay que ser positivo en la vida. Dos años después del nacimiento de Freya, Lauren decidió compartir la imagen con el mundo, con la esperanza de que otros padres pudieran beneficiarse de la sonrisa electrizante de Freya.

“Quería compartir la foto con los demás, porque siempre nos ha aportado mucha alegría y nos ha hecho sonreír. Pensamos entonces que podría beneficiar a otros también. Lauren dijo: “Ella nos recuerda constantemente que hay que ver las cosas en perspectiva y ser positiva”

Años después del nacimiento prematuro de Freya, Lauren y David animan a otros en una situación similar a seguir siendo positivos.

“Mi mejor consejo para los padres con bebés prematuros es que nunca se rindan”, dijo. “Manteneros siempre positivos y fuertes. Tratad de estar allí tanto como sea posible y sostén a tu bebé tanto como puedas. Disfrutad de esos momentos, porque son muy preciosos ”.

¡Comparte este artículo para seguir difundiendo la esperanza a otros padres que la necesitan!