La mamá duerme a su hija de 3 años, grita locamente cuando el vecino toca la puerta minutos después

Que los niños son curiosos tal vez no es nada nuevo. Los niños siempre nos sorprenden con cosas  y nos hacen reír mucho.

Comer arena, untarse toda la cara con mantequilla, acostarse en la cama del perro – estas cosas no son directamente peligrosas pero igaul uno espera que estas cosas no sigan cuando se ponen mayores.

Pero hay muchas cosas que son peores. 

Una madre de Idaho, Estados Unidos, iba a aprender esto a lo duro. 

Facebook/AmberBoone

Aunque la madre pensaba que su casa era súper segura resultó que había hecho un gran error, un error que desafortunadamnete muchos padres que tienen hijos pequeños hacen. 

Era una noche normal el 26 de mayo este año cuando Amber Boone había acostado a su hija Aubrey, de 3 años. Luego había bajado al piso de abajo para estudiar. 

Pero fue interrumpida cuando escuchó que alguien tocaba la puerta fuertemente. Era su vecino que gritaba: “Creo que se cayó”.

El vecino había visto la terrible caída, pero estaba demasiado lejos para poder recibir a la niña, escribe  The San Francisco Globe.

Amber estaba en shock cuando corrió y vio a su hija golpeada y sangrante.

GoFund/AmberBoone

De alguna forma la niña se había salido de su cama, llegado a la ventana y logrado abrirla. 

Muchos padres son muy buenos en asegurar el fogón, asegurar las puertas puntudas, asegurar tomas de corriente etc. Pero un error común es que a uno se le olvida asegurar las ventanas. 

Las ventanas pueden ser difíciles de abrir. Pero para un niño no es imposible abrirlas, aunque sean muy pequeños. 

Amber llamó una ambulancia y en hospital constatron que Auqbrey tenía una fractura en la cabeza, el bazo estaba afectado y tenía morados por todo el cuerpo. 

Afotrtunadamente la caída fue descubierta inmediatamente, o si no la niña tal vez no hubiera sobrevivido. 

Facebook/SeanBoone

Gracias a medicos efectivos y mucha ayuda la niña se aclaró, pero las fracturas de la cabeza tardaron seis meses en curar. Lo más importante fue que la niña no tuvo daños cerebrales permanentes. 

Según Catarina Billard, que es experta en seguridad de niños, los accidentes de caídas son más comunes de lo que uno cree y también son muy fáciles de prevenir. 

Ahora Amber quiere advertir a otros padres de los riesgos de no tener ventanas aseguradas. Aquí puedes ver un vídeo sobre el terrible accidente:

¡Si quieres comparte el artículo con tus amigos y familiares para que más sean consientes del peligro con las ventanas que no han sido aseguradas!

Si quieres ver más artículos dale 'me gusta' al botón de abajo.