Tweet about this on Twitter Pin on Pinterest Share on Facebook

La maravillosa historia de cómo la idea sencilla de unas niñas resultó en algo muy grande

Candela enfermó de leucemia cuando solo era una niña y tuvo que pasar gran parte de su infancia en un hospital de Barcelona.  

Un día uno de los empleados en el hospital vio a Candela sola y aburrida, decidió tratar de animar a la niña de 8 años y se sentó a su lado para enseñarle a hacer pulseras sencillas de colores.

Lo que ninguno de ellos sabía era que este gesto simple resultaría en algo mucho más grande.

Un fin de semana que Candela tuvo la oportunidad de ir a casa para pasar el fin de semana con su familia, aprovechó también para  ver a sus mejores amigas Daniela y Mariona.

Les enseñó a hacer las pulseras – y cuando Candela tuvo que volver al hospital, las amigas decidieron seguir haciendo pulseras. 

Tenían un plan.

Fuente de imagen: Youtube

Pronto las niñas habían pintado un letrero, se llevaron unas cuentas pulseras de colores y salieron a la calle.

La meta era recaudar dinero para contribuir a los gatos del tratamiento de cáncer de su mejor amiga Candela. 

Los padres de las niñas se rieron de la idea, no creían que podría funcionar, unos pedazos de hilo jamás podría reunir tanto dinero, ¿no?

Fuente de imagen: Pulseras Candela (Facebook)

…pero así fue.

La iniciativa de las niñas pronto llegó a amigos, conocidos y luego también a personas que ni conocían.

Todo el mundo quería un “Candela”, usaron el nombre de su amiga en los pulseras para así apoyarla en su enfermedad.

Fuente de imagen: Pulseras Candela (Facebook)

Vendían loas pulseras a cinco euros cada una  – y a pesar de estar haciendo pulseras a toda máquina, las chicas no hallaban cómo satisfacer la demanda.

Al final decidieron grabar un vídeo donde explicaban cómo hacer las pulseras.

Pidieron que todo el mundo que se pusiera a hacer pulseras y que los vendieran para reunir dinero para el tratamiento de Candela.

Fuente de imagen: Youtube

Esto fue en la primavera del 2013 – tres años después el canal de televisión Antena3 informó de que se habían fabricado y vendido más de 274.000 brazaletes, ¡generando un ingreso de más de 1 millón de euros!

Candela le hicieron un transplante de médula y ahora se encuentra bien, sin embargo no se ha quedado con el dinero sino que ha decidido donarlo al hospital donde la trataron, se usará para las investigaciones sobre el cáncer.

”Me alegra mucho que hayan logrado reunir tanto dinero para ayudar a tantas personas”, dice Candela a Antena3.

Fuente de imagen: Youtube

Aquí puedes ver el vídeo en el que explican cómo hacían las pulseras en casa:

Deberíamos escuchar más a los niños – su inteligencia y espíritu puede resultar en grandes cosas. ¡Comparte el artículo si estás de acuerdo!

Si quieres ver más artículos como este ponle "me gusta" al botón de abajo.