La terrible historia de Robbie Middleton conmovió al mundo entero – nunca debemos olvidarlo

El 28 de junio de 1998, Robbie Middleton celebró su octavo cumpleaños.

Durante la tarde, caminó por el bosque detrás de su casa para encontrarse con un amigo para una pijamada. Pero poco después, fue atacado por un monstruo.

Un joven agresor ató a Robbie en un árbol, le arrojó gasolina y le prendió fuego en un horrible crimen en Splendora, Texas, según ABC.

Pero gracias al testimonio de Robbie en su lecho de muerte, un niño de Texas finalmente podría obtener justicia después de 17 años.

El autor recibió la sentencia máxima permitida – y la familia de Robbie recibió los daños más altos jamás impuestos en los Estados Unidos.

Middleton Family Photo

La trágica historia de Robbie comienza en el estado de Texas.

Era un niño normal que iba a la escuela. Pero el día de su octavo cumpleaños, se encontró con un monstruo que lo destruiría por completo a él y a su familia.

Un niño de 13 años secuestró a Robbie, lo ató a un árbol y le echó gasolina al niño antes de prenderle fuego.

El horrible ataque tuvo lugar cerca del hogar del niño de 13 años  en Splendora.

El 99% del cuerpo de Robbie quedó cubierto de quemaduras de tercer grado. Tuvo que pasar por más de 150 cirugías y pasó gran parte de sus días en un centro de rehabilitación por sus quemaduras.

Pero diez años después su cuerpo empezó a fallar. Robbie recibió un diagnóstico directamente vinculado a sus múltiples quemaduras. Un tribunal estadounidense determinó que su muerte fue un asesinato.

Foto: YouTube. Robbie Middleton. 

El niño de 13 años era sospechoso del crimen, pero fue liberado por falta de pruebas.

Sin embargo, el abogado de la familia Middleton tomó el testimonio de Robbie en su lecho de muerte. Confirmó que el niño de 13 años cometió el horrible crimen.

Robbie Middleton se sometió a innumerables injertos de piel y más de 150 operaciones después de sufrir quemaduras que cubrieron el 99 por ciento de su cuerpo. (Familia Middleton vía Chron)

En el video, el tribunal escucha cómo Robbie confirma lo que pasó:

“Él tomó mi hombro y me tiró gasolina a la cara. Después de eso no recuerdo nada”.

Foto: Youtube

El abogado grabó su testimonio en febrero de 2015 y un tribunal sentenció al perpetrador que ahora tiene 29 años. Como sólo tenía 13 años en el momento del crimen, recibió la pena más severa que puede ser impuesta en el estado: 40 años en prisión.

“Hoy finalmente el pequeño consiguió que se hiciera justicia”, dijo el fiscal Rob Freyer durante su declaración final ante el tribunal, según KHOU.

El abogado detalló durante el juicio que el motivo del crimen fue que el niño atacó sexualmente a Robbie y lo violó dos semanas antes del ataque con gasolina. En el vídeo, Robbie dijo al abogado que el niño lo hizo para callarlo. Pero finalmente, Robbie admitió lo que había pasado. Tras todos esos años… el jurado vio el vídeo donde Robbie confesaba todo desde su lecho de muerte, 17 años antes de su muerte.

Robbie en 1998 / Youtube

Otro hombre testificó que el niño de 13 años también abusó de él cuando era pequeño, escribió ABC.

Además, la familia de Robbie recibió la mayor indemnización contemplada por daños y prejuicios en Estados Unidos: 150 millones de dólares, reportó The Telegraph. Pero todo el dinero del mundo no devolverá a Robbie a su familia.

La madre de Robie. Youtube

En la ciudad de Galveston, se estableció el día de Robbie Middleton para conmemorar cada año el cumpleaños de Robbie el 28 de junio y recordarle.

Robbie in 1998: Youtube

La historia de Robbie ha conmovido a mucha gente en todo el mundo a lo largo de los años, y su familia ha compartido su odisea en la prensa repetidas veces, como en el video (en inglés) de abajo:

Nunca olvidaremos a Robbie. El hecho de que viviera por tan largo tiempo si contar lo que había pasado…

A pesar de todo su dolor logró encontrar la energía  y el tiempo para recaudar dinero para otras víctimas que han sufrido quemaduras. Él era un autentico héroe y siempre será recordado. 

Nunca duden en contar si alguien hizo algo mal, ya sea un amigo, un profesor, padre u otra persona. Descansa en paz, Robbie (6/28 1990 –  4/29 de 2011). ❤️