Le dicen a mamá embarazada con cáncer que aborte a su bebé – se niega y no se rinde y da a luz a hijo sano

Todos sabemos que los médicos y las enfermeras hacen su trabajo porque les encanta ayudar a las personas.

Teniendo esto en mente, es importante recordar que siempre intentarán hacer lo que consideren mejor para sus pacientes. Por supuesto, esto no significa que tengan razón el 100% del tiempo.

Además de muy inteligentes y profesionales con talento, también son humanos al final del día, y pueden cometer errores. Y esto es algo que una madre, Jade Devis, sabe muy bien.

Esta madre de 36 años estaba esperando su primer hijo cuando recibió un diagnóstico de cáncer de mama triple negativo en etapa 2. Su enfermedad fue descubierta al encontrarse un bulto en el pecho. Esta futura madre supo que algo no marchaba bien.

Síntomas preocupantes

Devis dijo a Loma Linda University Health: “Si lo hubiera ignorado, hubiera muerto.”

Devis se pasó las siguientes semanas reflexionando sobre sus opciones. Y para complicar más las cosas, Jade estaba embarazada. Según BreastCancer.org, alrededor del 10-20 por ciento de los cánceres de seno son triple negativos, lo que significa que no son alimentados por las hormonas de estrógeno y progesterona, y ello los hace más difíciles de tratar.

No pudiendo utilizar terapias hormonales, Devis tuvo que recurrir a una tumorectomía y quimioterapia, métodos que implicaban grandes riesgos para el bebé que crecía dentro de ella.

Crédito: Shutterstock (foto de archivo)

Los médicos le dijeron que lo mejor que podría hacer era poner fin a su embarazo.

Ella explicó: “No sabía lo que sentía hacia el embarazo hasta el momento que me dijeron que no debía continuar con él. Fue entonces cuando algo surgió dentro de mí: quería mantener a mi bebé porque no permitiría que un extraño me dijera que hacer con el destino de mi hijo.”

Devis buscó un especialista para que la ayudara durante el tratamiento, debiendo someterse a varias sesiones de quimioterapia y una lumpectomía. Dicho especialista, Gayathri Nagaraj, sabía que al comenzar la quimioterapia, el embarazo de Devis lo haría aún más difícil de lo habitual.

“Pasar por la quimioterapia es difícil para cualquiera, y nos esforzamos todo lo posible, apoyando a nuestros pacientes en todo lo que podamos”, dijo el médico.

“En la situación de Jade, teníamos que ser doblemente cautelosos y alertas para garantizar la seguridad del paciente y del bebé. Estoy extremadamente contento de trabajar con un equipo increíble que se unió para hacer esto posible.”

Devis no estaba preparado para rendirse.

“Su corazón latía,” dijo la madre a Breitbart. “Lo podía sentir en mi interior. Estaba luchando, así que yo también lucharía” .

Crédito: Loma Linda University Health

Contra todo pronóstico, Devis dio a luz a un bebé sano en julio. Loma Linda University Health dice que no sufrió complicaciones por la quimioterapia. El peligro ya pasó y ahora ella puede concentrarse en recuperarse y ponerse bien.

“Es surrealista recordar que mi embarazo supuso un elemento de miedo extraordinario”, dijo.

“Me siento bendecida cuando miro a mi hijo, y no puedo pedir más que es. Mi bebé es mi hijo milagro“, dijo.

Jade debe enfrentarse a sus propias luchas ahora y tiene semanas de tratamiento por delante. Según los informes, los médicos tienen confianza, y su pronóstico futuro es bueno.

Estamos muy contentos de que el pequeño Jade haya nacido sin complicaciones, ni problemas. Enviamos nuestras oraciones a esta familia, para que Jade pueda sanarse y viva una vida larga y feliz.

Comparte este artículo en Facebook si tú también la deseas lo mejor.