Le dijeron: “Interrumpe el embarazo, son siamesas” – siguió su corazón y hoy tiene dos preciosas hijas

Shellie Tucker se emocionó cuando se enteró de que estaba embarazada. Y en su semana 20 de gestación, ella y su esposo, Greg Tucker, descubrieron que estaban esperando gemelas.

La familia comenzó a prepararse para la llegada de las gemelas, comprando el doble de todo.

Pero pronto surgieron trágicas noticias. Los médicos descubrieron que las gemelas estaban unidas en el pecho y el abdomen. Eran gemelas siameses.

Después de estudiar su caso de embarazo de alto riesgo, un médico le recomendó realizar un aborto, ya que estimaba que las niñas no sobrevivirían si eran separadas.

Otros médicos tenían más esperanzas, y Shellie y Greg también. Siguieron su intuición y sus corazones, que les dijeron que dieran una oportunidad a sus hijas.

Nacen en medio de una gran incertidumbre

En marzo de 2011, las hermosas gemelas siameses Allison y Amelia nacieron en medio de una gran incertidumbre.

“Salieron llorando y fue la sensación más maravillosa”, dijo Shellie a ABC News. Pero, por supuesto, estaban unidas.

Cuando las gemelas tenían ocho meses, un gran equipo de 40 médicos y enfermeras trabajó durante horas para separar el diafragma, el hígado y el pecho. Y milagrosamente, ambas niñas sobrevivieron.

“Verlas por primera vez como dos niñas separadas fue realmente el sentimiento más asombroso”, dice Greg.

Ahora ha pasado más de un año y Allison y Amelia están prosperando. Me hace muy feliz ver lo bien que va su desarrollo.

“Estoy agradecido todos los días, no puedo describirlo. Ver a las niñas, verlas trepar, hacer cosas (…) son un auténtico milagro”, dice Shellie.

No puedo estar más de acuerdo, es historia tan maravillosa. 

Publicado por Newsner. Te invitamos a compartir la historia de estos dos pequeños milagros.