La policía encuentra en el bosque a niña de 4 años desaparecida. Se acercan y ven a un hombre raro durmiendo al lado de la pequeña

Un niño desaparece. La peor pesadilla de un padre.

Esta es la historia de una madre que en febrero se encontró con lo peor que la podía suceder. Al despertarse se dio cuenta de inmediato de algo terrible: Su hija de 4 años había desaparecido sin rastro.

Ahora se ha iniciado una intensa búsqueda para encontrar al secuestrador y pero sobre todo para encontrar a Heidi.

Police in Riverside confirm Heidi Todd – a missing 4-year-old from South Carolina – has been located safe >> https://buff.ly/2Hip9Ry

Posted by KPLC 7 News on Wednesday, 14 February 2018

La madre debía ir a recoger a sus otras dos hijas a la escuela el 13 de febrero. Pero como ella nunca apareció, el personal del colegio intuyó que algo serio le había ocurrido.

Entonces llamaron a la policía para que se personará en la casa de la familia, y fue cuando descubrieron que la madre estaba inconsciente en el suelo.

Un desconocido había entrado en su casa en Johns Island, Carolina del Sur, en Estados Unidos. El ladrón había golpeado brutalmente a la madre y había secuestrado a su hija de 4 años, Heidi Renae Todd.

La madre fui ingresada de inmediato en el hospital y tuvo que ser intervenida de urgencias. Al mismo tiempo, se inició una enorme operación policial: se activó la búsqueda de la pequeña Heidi – ¡y la captura de su secuestrador!

Toda la sociedad se volcó con la familia y con la policía para rastrear y peinar los alrededores. Buscaban alguna pista que indicara que la niña estaba con vida. Pero sus intentos no estaban dando frutos.

Importante descubrimiento de los trabajadores ferroviarios

Al día siguiente, los trabajadores ferroviarios encontraron algo importante a 96 km de donde había desaparecido Heidi. Un auto permanecía aparcado cerca del lugar de trabajo. Estaba muy metido en el bosque y alejado de las carreteras principales y secundarias.

Los trabajadores contactaron de inmediato con la policía e informaron del auto sospechoso.

El primero en llegar al lugar fue el jefe de policía  Rick Oliver. Y decidió acercarse despacio al auto, primero se mantuvo a una cierta distancia – y luego se acercó.

Miró por al ventana y lo vio: un hombre echado durmiendo, al lado de una niña.

Cuando el jefe de la policía se enfrentó a él allí en el bosque, el hombre sostuvo a la niña, y pisó a fondo el acelerador desapareciendo con la niña.

¡La policía se dio cuenta de que era Heidi, la niña que todo el mundo buscaba!

Un hombre de 37 años fue arrestado por secuestro

Por suerte, pronto se pudo atrapar y arrestar al hombre de 37 años que había secuestrado a Heidi. Había sido condenado anteriormente, pero fue puesto en libertad a principios de este mes, escribe KPLC 7 News.

En septiembre, el joven de 37 años confesó ser culpable de secuestro, escribe ABC News.

”Lo que podía haber sido un dia con una enorme tragedia se convirtió en un día de enorme alegría”, dice después el gobernador John Tecklenburg en una entrevista.

El jefe de policía Rick Oliver comenta también sobre el tumultuoso suceso. En este preciso momento, Heidi se ha reunido con su familia. Y para él, éste es uno de los momentos más emotivos de su larga carrera de 20 años como policía.

”Fue una bendición”, dice. “No fue buena suerte, fueron poderes superiores los que me condujeron a este lugar”.

Qué alivio que finalmente encontraran a Heidi sana y salva. Comparte para desearle lo mejor a esta pequeña y toda su familia.