Estudios demuestran que nacer en diciembre te brinda ventajas sobre todos los demás

Me gusta pensar que el hecho de haber nacido en marzo ha tenido poco o ningún impacto en el curso de mi vida en general.

Creo, que yo soy quien soy y que he conseguido todo lo que tengo por mi duro trabajo y mi persistencia. Por lo tanto, nunca me he parado a pensar en cual sería el mes “ideal” para tener un bebé.

Sin embargo, hay estudios que insisten en que tener un bebé en diciembre podría darles a sus pequeños una serie de ventajas diferentes. Puedes pensar que las celebraciones de cumpleaños de tu hijo se verían eclipsadas por la Navidad, lo mejor es evitarlas siempre que sea posible, pero la ciencia dice todo lo contrario.

Crédito: Pixabay

Para empezar, un estudio mostró que los bebés nacidos en diciembre podrían dormir mucho mejor. El estudio en cuestión parece indicar que aquellos bebés nacidos en el último mes del año durmieron más rápido y antes que aquellos nacidos en verano.

¡Otro estudio sugiere que estos bebés son muy tempraneros también, y se despiertan muy de mañana!

No solo eso, sino que los bebés de diciembre también podrían tener una esperanza de vida más larga. Un estudio presentado en el Journal of Aging Research muestra que un bebé nacido en diciembre tendrá más posibilidades de cumplir 100 años.

Crédito: Pixabay

Si eso no es suficiente para convencerte, otros estudios demuestran que las personas nacidas entre septiembre y diciembre disfrutan de una tasa más baja de enfermedad cardiovascular.

Ello, claro está va de la mano con el punto anterior.

Luego hay otra encuesta que alienta la idea de que los bebés de diciembre son más amistosos en general. Y sí parece que hay menos mal humor con los nacidos en el último mes del año (aparentemente).

Crédito: Flickr

Prueba de inteligencia

Pero no solo nacer cerca de la navidad tiene ventajas sociales y de salud. Otro estudio afirma que ser uno de los más jóvenes de la clase (para aquellos países que clasifican los años escolares de enero a diciembre) puede hacerlo más inteligente.

De hecho, estadísticamente hablando, los bebés de diciembre son más propensos a ser dentistas en un futuro. Y si bien no todos estamos interesados en trabajar toda nuestra vida, arreglando la boca de alguien más, pocos pueden negar que se trata de una carrera estable y gratificante.

Crédito: Shutterstock

¡¿Quién sabe?! ¿Conoces a alguien nacido en diciembre? Si es así, coméntaselo para que escriba lo que opina.

¡Mientras tanto comparte este artículo en Facebook para que más gente lo pueda enterarse de esto!