Madre destrozada revela lo que pasó realmente cuando su hija murió en casa de la niñera

La madre Sierra Greenlee se ha pasado seis meses hundida en un total oscuridad.

De hecho sigue viviendo la peor pesadilla de su vida.

En el mes de marzo murió su hija de 3 años, Arya, de una manera inesperada.

Hasta el 17 de septiembre Sierra Greenlee no se atrevió a compartir su trágica historia con el resto del mundo, pero finalmente lo hizo con la esperanza de poder salvar la vida de otros niños.

Sierra compartió su terrible historia en Facebook:

”Quería compartir la peor noche de mi vida”, así comienza Sierra en Facebook.

Facebook / Sierra Greenlee

”No porque yo quisiera hacerme la víctima, sino porque quería informar de un problema que es importante que se sepa”.

Todo empezó cuando esta madre terminó el trabajo y fue a buscar a su hija a casa de la niñera. Como la madre hace el cambio muy pronto por la mañana, Arya suele estar dormida cuando la recoge.

Gritó a la niñera

Sierra de inmediato se preocupó al colocar la mano en el pecho de la niña y notar que no sentía ningún movimiento.

Totalmente aterrada volvió a casa de la niñera para poder hacerle RCP, la reanimación cardiopulmonar, mientras llamaba a la ambulancia y esperaba ayuda. Fueron unos minutos horribles.

”En mi cabeza sabía que debía permanecer tranquila pero no podía. Empecé a gritar a mi niñera y traté de hacerle presión en el pecho para que respirase. Estaba completamente fuera de mí”.

La siguiente hora fue una pesadilla.

Facebook / Sierra Greenlee

”Durante 60 minutos, el personal de la ambulancia trató de salvar a mi hija. Llamé a mis padres y al padre de mi hija. Estaba histérica, lloraba y rezaba”, cuenta Sierra.

”A veces me sentía como un espectador que mira el terrible suceso desde fuera. Había tenido este tipo de pesadillas pero nunca pensé que me podía ocurrir a mí. Fue el segundo más surrealista de mi vida”, explica Sierra.

Finalmente toda la familia se reunió en el hospital. Y allí los médicos confirmaron la peor de las pesadillas para unos padres.

”Hicimos todo lo que pudimos, pero no pudimos recuperarla. La niña no ha sobrevivido”, dijo el médico

Es fácil no darse cuenta

Condujeron a la madre hasta el cuerpo sin vida de su hija y en el lecho de muerte intentó aferrarse desesperadamente a Arya, de 3 años.

Todavía no estaban claras las causas de la muerte de la niña y tanto el médico como la madre y la niñera se hacían muchas preguntas. ¿Qué es lo que realmente pasó?

Facebook / Sierra Greenlee

Tras varios controles los médicos descubrieron finalmente la causa de la muerte: Arya tenía una no diagnosticada diabetes del tipo 1.

Descubrir la diabetes del tipo 1 en los niños es muy difícil y ello porque ni los sanitarios ni los padres descubren los síntomas a tiempo. 

– Sucede que se les envían a casa de nuevo pidiéndoles volver a comprobar el nivel de azúcar en la sangre unos días después. Pero puede ser demasiado tarde, dice Ragnar Hanås, médico especialista.

Las signos clásicos de que un niño tiene un trastorno de diabetes tipo 1 son fatiga, sed, grandes cantidades de orina y pérdida de peso.

Pero no siempre es fácil darse cuenta de estos síntomas y en el caso de Arya los padres no tenían ningún motivo para sospechar que Arya tenía una enfermedad.

Facebook / Sierra Greenlee

Ahora Sierra advierte de las consecuencias de una no descubierta diabetes de tipo 1 y avisa a todos los padres:

”Te pido que solicites a tu pediatra que lo mire”, dice y continúa:

”Te pido que estés atento a las señales y síntomas de la diabetes de este tipo”.

Otros síntomas de la diabetes tipo 1 en los niños pequeños puede ser:

  • Dolor de cabeza.
  • Estreñimiento.
  • Picor en la boca y abdomen.
  • Dolor abdominal.
  • Vómitos.

La diabetes de tipo 1 se puede controlar con una prueba de azúcar en la sangre. Contacta con tu centro sanitario si crees que tu hijo puede tener diabetes.

Sierra Greenlee

Te pido que compartas esta publicación con todos los que conoces para ningún padre tenga que oír la frase: ” lo siento, pero no sobrevivió”.

La vida de la pequeña Arya no pudo salvarse, pero no su historia no ha sido en vano.

Posiblemente se puedan salvar más vidas si a los padres se les advierte de los síntomas de la diabetes tipo 1. 

Dale a me gusta y COMPARTE este artículo para ayudar a otros.