Madre escucha a enfermeras y médicos gritar: cesárea – se quedan en shock al ver lo que tiene en la barriga

Todos los padres piensan que sus hijos son especiales y es así como debe ser.

Y Chrissy Corbitt, de 29 años y madre de cuatro niños, no era una excepción.

Sus dos primeros hijos eran bastante grandes y pesaron 4 y 4 kilos y medio respectivamente al nacer.

Pero nadie podía prever lo que le iba a ocurrir durante su cuarto y último embarazo.

Chrissy Corbitt, de Florida, estaba ya muy acostumbrada a todo lo que estaba relacionado con el embarazo cuando se enteró de que estaba esperando a su cuarto hijo.

Chrissy sospechó desde los inicios que su bebé sería más grande que los anteriores. Pero nunca se imaginó lo grande que iba a ser su cuarto bebé.

”Su tripa se hinchaba y se hinchaba como un gran balón de fútbol”, cuenta el padre, Larry.

Stor mage
Youtube/Inside Edition

Cada hijo de Chrissy había pesado más que su hermano anterior en el nacimiento. Como media general las niñas suelen pesar unos 3,4 a 3,5 kilos al nacer y los niños de 3,5 a 3,6 kilos.

Todos los hijos de Chrissy han pesado entre 4 y 4,5 kilos.

Pero aun así la madre se quedó en shock al ver a su última hija por primera vez.

Förlossning
Youtube/Inside Edition

Su hija Carleigh Brooke pesó ni más ni menos que 6 kilos al nacer. Pesaba casi el doble que la media. Chrissy no podía apenas creer lo que veían sus ojos.

”Cuando el ginecólogo me la enseñó, me quedé en shock. Era tan grande. No lo podía creer. Era como traer al mundo un bebé adulto”, comentó la  nueva madre a  Inside Edition.

Chrissy no era la única que estaba esperando la llegada del bebé. Todos en el paritorio estaban pendientes de esta mamá de cuatro hijos.

Cuando la hija vio finalmente la luz por primera vez, la madre recibió un inesperado aplauso.

Posted by Sweet Smiles Photography Studio on Monday, 5 June 2017

Jubilo en el paritorio

”Escuché las expresiones de júbilo en la sala de operaciones. Nunca había tenido una experiencia similar”.

Y esto era el principio de una larga lista de novedades para la familia. La bebé Carleigh era tan grande que apenas podía usar la ropa de su edad que los padres le habían comprado.

Y lo mismo ocurría con el tamaño de los pañales.

”Todo lo que habíamos comprado para el nacimiento de nuestra hija, lo donamos a una iglesia local”, comentó riéndose el marido de Chrissy, Larry. 

Posted by Sweet Smiles Photography Studio on Monday, 5 June 2017

Aunque la situación era estresante y nueva para la familia, Larry y Chrissy encontraron la manera para ayudarse cuando lo necesitaban.

Cuando Carleigh nació era mucho más grande que los bebés. ¡Con tres meses llevaba ropa para un bebé de 9 meses!

¡Será seguramente un chica alta! Sin embargo Carleigh no es el bebé más robusto del mundo. Todavía y según el libro de récords de Guinness en 1879 nació un bebé que pesaba 10,7 kilos.

Posted by Sweet Smiles Photography Studio on Monday, 5 June 2017

Independientemente de su peso especial al nacer, Carleigh es una bebé sana que hoy en día tiene a todos encantados con su energía.

”Es una niña muy alegre y se ríe continuamente. No me canso de ella”, dice Chrissy.

Chrissy y  Larry adoran a todos sus hijos pero Carleigh tendrá siempre un lugar especial en sus corazones – ¡como la más robusta y más grandota de todos!

Pero ya no tendremos más bebé, nos dicen los padres.

“¡Hemos acabado maravillosamente! Y este será nuestro último hijo. ¡Mi mujer se va a esterilizar!,” dijo Larry.

Todos los hijos son únicos, pero hay algo de especial en Carleigh. Comparte este artículo con tus amigos de Facebook para que más puedan leerlo.