Tweet about this on Twitter Pin on Pinterest Share on Facebook

Madre llama a la policía por rabieta de su hijo – lo que hacen conmueve a miles

Ser padre de un adolescente no siempre es fácil, pero educar a un adolescente con autismo todavía es más complicado. 

Si eres padre de un adolescente con autismo estarás de acuerdo en que requiere mucha paciencia y fortaleza. Muchos jóvenes que sufren autismo luchan por controlar sus emociones, lo que puede llevarles a querer llamar la atención, algunas veces escalando a rabietas más fuertes. Pueden ser emocional y físicamente drenantes para los padres, a veces incontrolables. Muchos padres se ven obligados a llamar a la policía.

Uno de estos padres fue Sheryl Lynn Hillard, cuyo hijo adolescente John sufre de autismo. En una semana, un total de seis oficiales de policía acudieron a la casa para calmar a John.

el último “brote se convirtió en rabia”, explica su madre, y vino del hecho que quería una camisa azul justo como la que Joe on Blues lleva. Sheryl quedó tan cautivada por el modo en que los policías lidiaron con la situación que tuvo que colgar un comentario en su Facebook sobre lo sucedido. El comentario ha sido compartido 130.000 veces. Esto es lo que escribió:

“Durante la pasada semana tuve a 6 policías en mi casa porque las crisis de mi hijo derivaron en rabia. Con toda la negatividad en torno a los agentes de la ley últimamente, no podía dejar pasar la oportunidad de demostrar mi aprecio y empatía que estos agentes tuvieron con mi hijo. Ellos no sabían mucho sobre autismo, pero escucharon y aprendieron y a la vez nos mantuvieron a salvo. También preguntaron MUCHAS cosas, para no hacer algo erróneo. La crisis de hoy fue porque John quería vestir exactamente como Joe on Blues Clues, pero no puedo encontrar esa camiseta por ninguna parte. Tras calmarle, los oficiales fueron a comprar una camiseta azul y con marcadores de jeans intentaron crear la camiseta que John quería. De eso va esta foto: 3 oficiales haciendo todo para ayudar a un adolescente autista. Tristemente no funcionó, pero el hecho de que quisieron hacerlo por mi hijo los convierte en héroes ante mis ojos”.

John finalmente consiguió la camisa que quería. Parece que la historia llegó a mucha gente en Cutting Edge Designs, ya que Sherry colgó esto en Facebook no mucho después de su post. El post dice: “Un enorme gracias para la gente de Cutting Edge Designs. ¡¡¡Finalmente tiene su camiseta!!!

Toda esta historia derritió nuestros corazones desde principio a fin. Realmente demuestra mucha humanidad. 

¡Por favor, comparte esto en honor a todos los padres con niños con autismo y por estos grandes agentes!