Madre queda en shock al encontrar a su bebé con un extraño, él dice 5 palabras y ella rompe a llorar

Es bien sabido, y estudiado, que el contacto físico tiene un efecto curativo en las personas, especialmente cuando se trata de recién nacidos. Los padres, además, no quieren separarse de sus bebés ni un segundo, ni siquiera en el hospital, cuando es solo un recién nacido y por alguna razón tiene que permanecer hospitalizado.

Pero con las mil tareas que tenemos siempre, como cuidar de otros hijos, no siempre es posible estar tan cerca de nuestros bebés como nos gustaría.

En el hospital de niños de Atlanta, en Estados Unidos, hay una persona que los últimos 12 años ha hecho la vida un poco más fácil para los nuevos padres. Se llama David Deutchman, y dice que ha acunado en sus brazos a miles de bebés en el hospital durante años, todo para hacer más fácil la vida de los padres.

تم نشره بواسطة ‏‎David Deutchman‎‏ في 28 سبتمبر، 2017

 

David se jubiló hace hace 15 años, después de una larga carrera en marketing internacional. Entonces sintió, como muchos otros pensionistas, que tenía mucho tiempo libre y no sabía qué hacer con tantas horas libres durante el día. Aunque daba conferencias en universidades cercanas, él quería hacer algo más, y hacer algo por la sociedad.

Fue entonces cuando decidió ir a un hospital y preguntó si necesitaban algún voluntario para hacer algo. Durante un año ayudó en el departamento de salud infantil y después pasó a la sección de cuidados intensivos para neonatos.

– Casi sin darme cuenta estaba acunando bebés, cuenta David, según People.

– Y ahora han pasado 12 años volando…

David tiene 82 años, está casado y tiene dos hijas y dos nietos. Él cuenta que el trabajo en el hospital no solo ayuda a los niños.

– Te hace sentir muy feliz. Me encanta hacer esto, no solo por estar con los bebés sino también por el ambiente tan bueno que hay en el hospital.

Photo courtesy 11Alive/NBC Atlanta

تم نشره بواسطة ‏‎David Deutchman‎‏ في 28 سبتمبر، 2017

 

Pero él no está ahí solo por los bebés, sino también por los padres. Sus brazos están abiertos para los bebés y para las mamás y papás que necesitan un hombro en el que llorar y consolarse.

– Hablamos de sus pesadillas y los tomo de la mano. Es tan importante tomar la mano de una madre como sostener en brazos a su bebé, cuenta David a People.

La madre del pequeño Logan lo sabe bien. Cada noche tiene que ir a casa con su hija y por las mañanas vuelve al hospital para estar con su hijo nacido prematuro. Estaba embarazada de 25 semanas cuando su hijo vino al mundo, y la madre cuenta que se siente culpable de no poder estar allí con él todas las horas del día.

Y ahí fue donde todo cambió. Una mañana cuando llegó al hospital vio a David sentado en una silla, con sus bebé en sus brazo. Entonces él se presentó:

“¡Hola! Soy el abuelo extra del hospital”, y entonces ella rompió a llorar.

Sus sentimientos de culpabilidad y preocupación desaparecieron, y mientras intantaba contener las lágrimas, hizo esta foto de David y Logan. La foto fue publicada en la página de Facebook del hospital, y rápidamente miles de personas comenzaron a elogiar la labor del abuelo del hospital.

En la red se puede leer: “Esta es la foto de un fantástico momento con una leyenda del hospital, un voluntario que está ahí para los pacientes y para sus papás´, durante 12 años”.

They call him the ICU Grandpa. On Tuesdays, he visits the PICU to hold babies whose parents can’t be with them that day….

تم نشره بواسطة ‏‎Children's Healthcare of Atlanta‎‏ في 27 سبتمبر، 2017

 

David se siente feliz de poder ayudar a los bebés y a sus padres durante uno de los momentos más duros de sus vidas. Y cuenta que no sabe a quién va a conocer cada día cuando llegue al hospital.

– Si hay algo que podamos hacer para que las personas se sientan a atendidas, lo hago.

Son muchos los medios de comunicación que han contado la historia de este héroe anónimo. Yo lo he querido también compartir y os invito a compartirlo para que todos sepan de su gran labor y pueda inspirar a más personas. ¡Necesitamos más seres humanos como él!