Mamá da a luz, solo 8 horas después médicos informan que esta bebé se convierte en huérfana

Desafortunadamente no hay nadie en el mundo que tenga el control de sobre lo que va ocurrir. Nadie puede predecir sobre el destino.

Y parece ser, desafortunadamente, que no importa lo feliz que estés. Muchas veces se dice que la vida puede cambiar en un segundo y que por eso hay que disfrutarla cada día, como si fuera el último.

Una pareja que sabe muy bien de lo que hablamos son Megan Moss Johnson y Nathan Johnson.

Ellos tuvieron a una preciosa hija, llamada Eilee Kate, y estaban en las nubes de la felicidad. Habían soñado con este día durante mucho tiempo, y el camino para llegar allí había sido todo menos que fácil.

Pero el feliz momento de darle la bienvenida a su amada hija, en 8 horas se iba a convertir en la peor pesadilla.

Hace casi diez años, Megan Moss Johnson, se enfermó gravemente, sufriendo una miocarditis. La situación era tan grave que ella necesitaba un trasplante de corazón. Pero la lista de espera para encontrar un corazón nuevo era larga.

View this post on Instagram

My bests. #x100f

A post shared by Nathan Johnson (@iamnathanjohnson) on

No se sabía si se el tiempo iba a alcanzar para que le encontraran un corazón nuevo, antes de que fuera demasiado tarde.

Megan no sabía cuánto tiempo iba a vivir, así que ella empezó a aprovechar de cada día y momento de su vida y trataba de pasar todo el tiempo que podía con sus seres queridos.

Cuando Meghan cumplió 23 años por fin llegó la noticia que todos habían estado esperando. Tenían un nuevo corazón para Meghan.

La operación era delicada, pero afortunadamente todo salió bien.

Unos años después Megan se enamoró y se casó con un músico, Nathan Johnson.

View this post on Instagram

5 years. I love her.

A post shared by Nathan Johnson (@iamnathanjohnson) on

Los dos estaban felices y parecían tener una vida perfecta, excepto a las visitas al hospital que no le gustaban a Meghan. Todo esto resultó peor cuando Meghan quedó embarazada. Ellos se pusieron muy contentos con la noticia, pero Meghan estaba preocupada porque iba a tener que pasar más tiempo en el hospital y los médicos temían por su corazón.

Pero afortunadamente el embarazó salió bien, y un 27 de junio la pequeñita Eilee Kate llegó al mundo.

Los médicos estaban tranquilos y la familia no podía de la felicidad.

Megan cargó a su amada hija por primera vez, le dio comida, le ayudó a eructar, la abrazó.

En este momento no sabían que esta iba ser la única vez en la vida en que iban a ver  a su hija, juntos.

Porque trágicamente todo cambió en un parpadeo.

Friends. Thank you SO much for praying yesterday. ❤️ Our work before the throne is not finished. Our dear friend and…

Posted by Francesca Battistelli on Wednesday, 28 June 2017

Ocho horas después de dar a luz, la mamá Megan sufrió complicaciones con su corazón y falleció.

En un momento la vida cambió de la forma más cruel. Nathan no solo perdió el amor de su vida, también perdió a la mamá de su hija.

No hay palabras para describir el dolor de la familia. Eilee Kate iba a crecer sin su mamá. Quedó huérfana de madre. Solo pudo estar con su mamá durante 8 horas. Unas ocho horas que la marcarán para el resto de la vida.

“Nathan está devastado. No hay palabras para esto, así que no puedo decir mucho más. Esto es lo que sé. Nathan es un hombre maravilloso y un padre hermoso. Él ama a su hija profundamente”, escribió el amigo de la familia, Wilson, en una página de GoFundMe, después de trágico deceso, escribe CNN.

“Ella amaba a la gente, amaba tanto a su esposo. También creía mucho en Jesús. La tristeza y el dolor son muy reales, pero todavía sentimos que hay esperanza”, continuó Wilson según CNN.

Nosotros estamos seguros de que Nathan es un padre fantástico que va a cuidar muy bien a Eilee Kate y que va hacer todo para conmemorar el recuerdo de Meghan de una forma amorosa.

Ahora Meghan estará cuidando a su pequeñita desde el cielo. Las estrellas no se van, brillan por siempre.

View this post on Instagram

Love my my Mini Meg.

A post shared by Nathan Johnson (@iamnathanjohnson) on

Esta historia me ha conmovido mucho y solo deseo lo mejor para Nathan y su hija. Espero que todos alrededor los llenen de fuerza para seguir adelante con la vida.

Esto también es un recordatorio de aprovechar cada momento en la vida. Dile a tus seres queridos que los quieres. Pasa tiempo con ellos, llámalos. Uno nunca sabe cuando es demasiado tarde. Ayúdanos a comparte esta historia para recordarle esto a todos. ¡Cuídense!