Mamá diagnosticada con cáncer tras perder a su hijo por la misma enfermedad – el padre también tiene cáncer terminal

Es desgarrador el hecho de que las familias tengan que sufrir porque uno de sus seres queridos haya sido diagnosticado con cáncer.

Pero cuando más de un miembro de la misma familia se ve afectado por esta horrible enfermedad, debe producir un dolor incomprensible.

La familia Ewald de Alemania está pasando lo inimaginable.

Stefanie y su esposo Sebastian formaron una familia maravillosa con tres hijos, Jonas, 10, Neele, 6, y Lenja, 1. Las cosas les iban bien, hasta que el cáncer hizo su fea aparición… afectando a casi toda la familia.

Según los informes , tanto Jonas como Neele padecen el raro síndrome de Li-Fraumeni, un defecto genético que predispone a sus portadores al desarrollo del cáncer.

Lamentablemente, ese defecto hizo que Jonas desarrollara un tumor cerebral con tan solo 10 años de edad. Murió, rodeado de su familia, el 29 de diciembre de 2019.

No solo eso, el padre Sebastián tiene cáncer de pulmón en un nivel avanzado que se ha extendido a otras partes de su cuerpo. Toda la familia está unida apoyando al padre en su lucha contra la enfermedad, pero no es fácil por el hecho de que Neele, tiene un tumor canceroso en el muslo. La niña de 6 años se encuentra actualmente con quimioterapia.

Y ahora en un cruel giro del destino, la madre Stefanie también se vio obligada a luchar en la misma guerra tras ser diagnosticada con cáncer de mama.

La madre de Stefanie murió del mismo cáncer, y la propia Stefanie recibió las malas noticias tras una biopsia en febrero.

View this post on Instagram

Es IST Brustkrebs #fuckcancer

A post shared by Stefanie Ewald (@stefanie.ewald) on

Según las fuentes, el cáncer de Stefanie es agresivo. En declaraciones a stadtlandmama.de, la madre desveló su mayor miedo:

“Las madres no temen a la muerte. Su mayor temor es dejar a sus hijos. Porque saben que nadie los amará tanto como ellas mismas.”

Cirugía y una lucha continua

Stefanie fue operada el miércoles de la semana pasada y se programó comenzar con la quimioterapia al día siguiente.

“Estoy tratando de pensar en las niñas ahora. Dónde irán cuando yo muera. La niñas no se merecían esto.”

Esta familia necesita todo el amor y las oraciones que puedan recibir en este momento terrible. En su página de Instagram, la madre de los tres niños explicó que estaba agradecida por todo el apoyo y el cariño recibido.

Para aquellas familias que tienen la suerte de no haber experimentado el cáncer antes, es difícil entender la fuerza y ​​la energía que se necesita para no venirse abajo.

Le deseamos a Stefanie, Sebastian, Neele y Lenja mucha suerte en el futuro.

Descansa en paz, Jonas.