Médicos envían a madre de tres niños a casa con deshidratación, 48 horas después tiene muerte cerebral

Aunque muchos de nosotros creemos que la palabra de nuestros médicos va a misa, y su juicio es infalible, la verdad es que, por supuesto, son humanos.

Y por ello, pueden cometer de vez en cuando errores, y por la naturaleza de sus trabajos, muchos de estos errores pueden ser fatales.

Una madre de tres hijos de Chester, Inglaterra, murió tan solo 48 horas  después de que la mandaran a la casa del hospital con “deshidratación”.

Según informa Daily Mirror, Deborah Spark, una madre de 46 años, ingresó de inmediato en el hospital con vómitos y náuseas, tras someterse a una cirugía cerebral tan solo dos semanas antes. La hija Emma Coleclough contó cómo su madre “parecía borracha” y “arrastraba las palabras”, pero los médicos diagnosticaron deshidratación y fue enviada a casa.

48 horas más tarde, Deborah falleció.

Cuando llevaron a Deborah Spark al hospital con náuseas y vómitos, su familia estaba muy preocupada. Después de todo, la mujer se había sometido a una cirugía cerebral dos semanas antes y mostraba síntomas preocupantes.

No obstante, los doctores enviaron a la mujer a casa con unas pastillas para los vómitos, descanso y mucha agua.

Y tan solo 24 horas más tarde Spark sufrió un ataque al corazón.

Esta madre de tres hijos, que era abuela de cinco nietos, ingresó en el hospital, muriendo el 31 de agosto, de 2018.

La hija Emma dijo: “Culpamos al hospital al 100 por ciento. La muerte de mi madre no es una lección. Es la vida de alguien que se nos ha arrebatado.”

“Me enoja mucho. Simplemente no queremos que esto le pase a nadie más. Si la hubieran enviado para un escaner como deberían haberlo hecho, ella todavía estaría aquí.”

La hija cuenta que su mamá tenía 46 años al morir. Ahora Se perderá la vida de su nietos. Emma también dice si los médicos hubieran hecho su trabajo, ella hubiera podido disfrutar de sus cinco nietos.  Ahora se va a perder todos los cumpleaños los bautizos. Toda la vida se su familia, según informa el diario The Sun.

Investigación

Hay una investigación en curso. La Sra. Spark sufría la malformación de Chiari antes de que la operaran. Es una malformación que ejerce presión cerebral sobre la columna vertebral y causa problemas de audición.

Se sometió a una intervención quirúrgica el 15 de agosto del año pasado para mejorar su estado, y al regresar al hospital el 28 de agosto con náuseas y vómitos, llevó consigo su historial clínico y su alta.

Emma sigue: “Ella les informó que se sentía mareada y le daba vueltas la habitación” Justo antes de que la enviaran a casa, se levantó y la tuvimos que tomar de los brazos. Parecía como si estuviera borracha, no podía vocalizar bien y andaba como si estuviera ebria”.

A  pesar de esto una enfermera había dicho que estaba bien, que necesitaba mucho descanso y mucha agua, según lo que relata la hija Emma.

Deborah fue enviada a casa, y un día después se derrumbó de camino al baño tras sufrir un ataque al corazón. Cuando llegó al hospital, los médicos realizaron una operación para drenar el líquido en su cerebro, pero los médicos dictaminaron muerte cerebral. Ella murió en las primeras horas del 31 de agosto del años pasado-

Los errores son siempre parte de la naturaleza humana, pero los errores de esta magnitud no deberían suceder jamás. Una familia a perdido a la matriarca solamente porque la enviaron a casa en vez de hacerle las pruebas pertinentes.

Comparte este artículo, para enviar nuestras plegarias a la familia de Deborah Spark.

Descansa en paz, Deborah!