Mujer de 27 años muere tras terrible error médico: Embalsamada viva en la mesa de operaciones

Ekaterina Fedyaeva, de 27 años, fue al hospital de Ulyanovsk, en Rusia, para una operación de rutina. Tenía programada una cirugía para eliminar sus quistes ováricos.

Tristemente, un error fatal le costaría la vida, de la manera más trágica y evitable.

Mientras yacía sobre la mesa de operaciones, el personal del hospital inyectó a Ekaterina una droga usada para preservar cadáveres.

La mataron las mismas personas que se suponía debían ayudarla; fue embalsamada viva…

Facebook

Ekaterina Fedyaeva ingresó en el hospital de Ulyanovsk el mes pasado para una cirugía relativamente rutinaria.

Aunque estaba allí para que le extirparan los quistes ováricos, no estaba preocupada. Ella era joven, saludable y fuerte, y el procedimiento no se considera largo ni particularmente serio.

Los quistes que deben ser operados generalmente se tratan por vía laparoscópica. Los cirujanos hacen una serie de pequeñas incisiones en el estómago de la mujer y extirpan los quistes a través de ellas.

En el caso de Ekaterina, sin embargo, las cosas darían un giro dramático.

Facebook

Durante la operación, los médicos le administraron formalina, una solución que contiene formaldehído, en lugar de una solución salina, según la agencia de noticias rusa Tass.

El horrible error provocó que las venas de Ekaterina quedaran llenas de productos químicos generalmente utilizados para prevenir la descomposición de los cadáveres.

Ekaterina sufrió durante dos días dolor y calambres indescriptibles, antes de caer en coma.

Su madre, Galina, afirma que los médicos sabían que algo andaba mal, pero se negaron a ayudar de inmediato.

Facebook
Finalmente, un médico llevó a Galina aparte y admitió el error. Según la mamá de Ekaterina: “No teníamos idea de qué era la formalina. Ahora entiendo que la formalina simplemente estaba erosionando su cuerpo desde dentro”.

Tan pronto como los médicos se dieron cuenta del problema, comenzaron a tratar de eliminar el veneno mortal de Ekaterina.

Sin embargo, no fue suficiente; la formalina ya estaba circulando.

Facebook

Según The Sun, Galina describió cómo soportó la peor pesadilla de cualquier padre.

“Sus piernas se movían, tenía convulsiones, todo su cuerpo temblaba”.

“Le puse calcetines, luego una bata y una manta pero ella estaba temblando de tal manera que no puedo describir”.

Ekaterina recibió soporte vital, pero su corazón dejó de latir varias veces.

Facebook

Según su madre, Ekaterina se despertó por un corto tiempo y susurró: “Mamá, me estoy muriendo”.

Poco después, los órganos de la joven de 27 años dejaron de funcionar y murió.

“Las personas que realizaron la cirugía ya sabían que habían hecho algo incorrecto. Necesitaban tomar algunas medidas urgentes, pero no hicieron nada”, dice Galina.

“Les supliqué: ‘por favor, ayúdala, es mi única hija'”.

Facebook

Ekaterina fue enterrada el 7 de abril y se está llevando a cabo una investigación criminal, según informes en medios rusos.

Los detalles sobre su trágica muerte aún no se han aclarado, aunque los medios locales dicen que el jefe del hospital donde se administró formalina a Ekaterina, ha sido despedido,

Facebook
Siempre hay riesgos cuando se trata de una cirugía, pero tales accidentes nunca deberían ocurrir.

Le ha costado la vida a una mujer joven y ni siquiera puedo imaginar lo que su familia debe estar pasando en este momento.

Esperemos que los culpables reciban un castigo ejemplar. Nada puede devolve a Ekaterina a su familia, pero las personas responsables tienen que rendir cuentas por sus acciones.

Te invitamos a compartir este artículo en Facebook si te afectó y ayúdanos a mantener viva la memoria de Ekaterina. ¡Descansa en paz!