Mujer que lucha contra el cáncer burlada por empleado de McDonald’s por usar un pañuelo

Luchar contra el cáncer no es andar por un camino de rosas. Yo creo que todos podemos estar de acuerdo de esto.

Por esto cuando a alguien le diagnostican esta enfermedad, o cuando ya está en plena batalla, que literalmente decidirá su vida, todos los que estamos a su alrededor debemos darle el apoyo que se merece.

Lo que no debemos hacer – y eso va no solo para los pacientes con cáncer – es burlarnos o mofarnos de ellos. Esto está claro, ¿no?

Tristemente, Marissa Sowers, una mujer con cáncer de cuello uterino, estuvo expuesta a eso, y en uno de los lugares más imprevisibles: en un McDonalds.

Y peor aún, no fue otro cliente él que hizo comentarios desagradables, sino el empleado que la atendió por la ventanilla.

Crédito: Wikimedia

Marissa Sowers, en plena batalla contra el cáncer de cuello uterino poco sabía lo que iba a ser ridiculizada, cuando se detuvo en un McDonald’s un día para recoger el desayuno.

Después de la terrible experiencia, en lugar de confrontar al gerente del restaurante, recurrió a su cuenta de Facebook. Allí, escribió una publicación alentando a otros a ser amables.

“Estimado trabajador de McDonald’s que probablemente nunca verá esto”, escribió Sowers el 11 de octubre. Probablemente te preguntes si tenía lágrimas en los ojos cuando me diste mi café helado … o tal vez no, a juzgar por las palabras que dijiste después de entregarme mi desayuno …”

“Mira a esta chica blanca, tratando de cubrir su cabeza”, dijo el trabajador del  McDonald’s según las fuentes. “Parece estúpida.”

Sowers se quedó evidentemente muy triste y angustiada.

“Tú y tu compañero de trabajo os reíais de mi, juzgando el resultado de mi trabajo envolviéndome la cabeza con un pañuelo, pero yo te deseo que tus días sean los mejores. Fui a McDonald’s a tomar un café helado y una torta de avena para tratar de mejorar mi día, pero simplemente se empeoró. Espero que nunca te enfermes. Espero que estés sano y disfrutes de tu vida. Espero que tus familiares estén sanos y felices. Porque yo no me envolví la cabeza tratando de ser diferente. Me puse un pañuelo porque me afeité la cabeza cuando se me estaba cayendo el pelo de la quimioterapia y tenía un bebé. Ayer mi hijastro me dijo que le gustaba.”

“Lo cubrí porque la mujer que me da los tratamientos de radiación me lo ofreció. También me envolví la cabeza porque no me he duchado en 2 días ya que soy una madre que todavía está tratando de descubrir cómo hacer malabarismos para llegar a todo. Así que te doy las gracias por recordarme que tenga cuidado con mis palabras … y que no juzgue un libro por la portada.?”

Dear McDonald's worker who will probably never see this….,Ur drive thru windows aren't sound proof. Ur probably…

Posted by Marissa Sowers on Friday, 11 October 2019

Innecesario comentar que la publicación de Sower se hizo viral, con la increíble cantidad de 684 000 me gustan y 450 000 compartidos. Miles salieron a apoyarla, aunque ella continuó diciendo que no quería que nadie “perdiera su trabajo que le pagaba todas sus cuentas”.

¡Qué mujer más inspiradora! 

Comparte este artículo para desearle todo lo mejor en el futuro. Quizá su publicación le va a enseñar a algunas personas a  no juzgar un libro por su portada.