Niña con discapacidad que fue acosada por su cara, fallece, tras inspirar a otros como ella

La madre de una hija discapacitada, que fue acosada por acosadores durante gran parte de su vida joven, ha confirmado que su pequeña niña Sophia ha muerto a la edad de 10 años. Natalie Weaver, de Carolina del Norte, Estados Unidos, informó a los simpatizantes a través de Twitter que su hija Sophia había fallecido, afirmando que su muerte había dejado a la familia con un “dolor desgarrador”. “Nuestra #SweetSophia dejó esta tierra anoche mientras pasaba cada día de su vida, rodeada de amor y adoración”, dijo.

Twitter/ Natalie Weaver

Weaver había tenido que defender previamente a su hija de acosadores en internet que usaban una imagen de Sophia para promover su propia agenda pro eugénica. Eugenesia es un movimiento que el infame líder de los nazis, Adolf Hitler, apoyaba. Una de sus metas es criar selectivamente a ciertos tipos de personas mientras esteriliza a otros con el objetivo de aumentar la “pureza” de una raza.

La pequeña Sophia sufría de diabetes tipo 1 y síndrome de Rett, y esta última la dejó con desfiguraciones en la cara, las manos y los pies.

Como resultado de su condición, la familia de Sophia necesitaba cuidarla las 24 horas del día. Su hija requería atención durante todo el día.

Por supuesto, la vida no fue fácil para Sophia y sus parientes, pero encontraron la fortaleza y la esperanza necesarias para continuar.

El 20 de mayo de este año, sin embargo, Natalie publicó un preocupante tweet a sus seguidores informándoles que su hija se había enfermado mucho, muy rápido.

#SweetSophia realmente se enfermó muy rápido y tengo mucho miedo. Sé que mi chica es una luchadora y puede superar esto. Por favor, manténgala en sus pensamientos y para aquellos que tengan su camiseta, úsenla para mantener su ritmo cardíaco cerca del suyo”, decía el tweet.

Trágicamente, tres días después, Sophia falleció, dejando a su familia totalmente devastada por su pérdida.

Enviamos todas nuestras oraciones y pensamientos a la familia de Sophia Weaver. Descansa en paz, angelita

Comparte este artículo si tú también quieres mostrar tu apoyo.