Nueva directora suspende a la mitad de sus alumnos, y envía una llamada de “atención” a los padres

Ser el director de una escuela no puede ser un trabajo fácil. Por una parte, tienes la responsabilidad de la seguridad y la educación de cientos, si no miles, de estudiantes, y además tienes el peso sobre tus hombros de todas las expectativas que los padres tienen puestas en la escuela.

Ciertamente no es un papel para personas débiles de corazón o de carácter. Requiere fuertes habilidades de liderazgo y absoluta confianza en lo que respecta a la toma de decisiones.

Y cuando Lisa Love, directora del Instituto Harrisburg desde hacía unos meses, suspendió a más de 500 de los 1100 alumnos que la escuela tenía, sabía que provocaría mucho alboroto.

Tanto los padres como los adolescentes se preguntaron por el motivo que provocó que la mitad de la escuela recibiera notificaciones de suspensión. Lisa pronto aclaró el motivo de su decisión, y ello causó bastante controversia…

YouTube / PennLive.com

Lisa Love no tardó en darse cuenta de una tendencia marcada por los estudiantes de la escuela de Harrisburg. Habiendo ocupado su puesto como directora del Instituto tan solo unos meses, se dio cuenta de que muchos de los alumnos habían acumulado una serie de ausencias injustificadas a clase.

Y ésta no solo se contentó con tomar una decisión difícil sino que para muchos resultó bastante controvertida.

Según PennLive, Love explicó así su decisión: “El problema que he notado aquí como directora es que si bien los estudiantes vienen a la escuela no asisten a las clases a las que deben asistir”.

“Muchos padres mandan a sus hijos al colegio creyendo que están en clases. Necesitaba saber porque un número tan elevado de alumnos no iban a clase”.

YouTube / PennLive.com

Y siguiendo una linea de enfoque dura, Love suspendió a todos los estudiantes que tenían una cantidad excesiva de ausencias inexplicadas e injustificadas. El instituto de Harrisburg había estado luchando contra las bajas calificaciones en los exámenes y los bajos índices de graduación, algo que Love no podía cambiar si los alumnos seguían sin asistir asiduamente a clase.

“Si no vas a clase, lo único que haces es interrumpir la marcha de la escuela y el trabajo que tratamos de hacer…buscando conseguir buenos resultados con los alumnos”, dijo la directora a ABC27.

“Y muchas veces para hacer un cambio radical tienes que adoptar medidas controvertidas que capten la atención de los padres, la comunidad y los estudiantes”.

YouTube / PennLive.com

El subdirector Keith Edmonds aclaró que el punto de referencia utilizado para establecer lo que eran ausencias “excesivas” estaba en 35 clases perdidas en un período de 45 días. ¡Eso equivalía a alrededor de una semana de clases perdidas en una semana de cinco días!

“Esta fue una decisión difícil de tomar para mí”, continuó diciendo la directora Lisa Love.

“Tuve que llamar la atención de la comunidad para hacerles ver que estamos aquí. Que queremos trabajar con los estudiantes para conseguir cosas increíbles para ellos y para la comunidad. Queremos que esta sea una escuela de la que todos estén orgullosos. Y esto fue el detonante para que todo esto pasase”.

YouTube / PennLive.com

Esta llamada de atención de Love puede parecer audaz y controvertida, pero en momentos extremos se toman medidas desesperadas, y tal vez sea esto lo que se necesita. En todo caso, los padres deberían estar más atentos con las asistencias de sus hijos al colegio. De ello dependerá muchas cosas y será la llave para cambiar el contexto.

Mira en el siguiente vídeo si quieres saber más sobre la decisión tomada por Love y el resultado conseguido: 

Como adultos, es nuestra responsabilidad dirigir a los niños en la dirección correcta e intervenir cuando sea necesario. Si eso significa tomar decisiones controvertidas por el bien de todos, ¡qué así sea!

Si crees que la decisión de Lisa Love fue la correcta, comparte este artículo en Facebook.