Padre soltero adopta a 5 hermanos menores de 6 años para que puedan crecer juntos

Ojalá pudiéramos vivir en un mundo donde todos los niños experimentaran la correcta cantidad de amor y ternura mientras crecen.

Desgraciadamente no es así. Hay millones de niños por todo el mundo que sufren durante su tierna infancia, y en última instancia crecen sin saber lo que es sentirse realmente amado.

Lamont Thomas, de Buffalo, New York, ha dedicado los últimos 20 años de su vida ayudando a los niños. Sin embargo, incluso para sus altos estándares, lo que hizo el 17 de octubre es seguro un acto increíble.

La historia de Lamont comienza en el año 2000, cuando un gesto de un amigo inició lo que se ha convertido en una misión de vida.

En una entrevista a Good Morning America, dijo: “Al principio estaba ayudando a algunos amigos. Habían perdido a su hijo en el sistema. Entonces actué, me certifiqué y me convertí en padre de acogida. Y no he parado desde entonces.”

Y cuando dice que no ha parado, lo dice literalmente. Lamont ha acogido a más de 30 niños desde el 2000, y también ha adoptado a varios de ellos que se han sumado a sus dos hijos biológicos.

Lamont adoptó a los gemelos Germayne y Tremayne. Jamie vino después, luego llegó un cuarto llamado German. Lamont también adoptó a Michael, el primer hijo que crió.

Michael explicó: “Era mi tercer hogar de acogida y terminó siendo mi hogar para siempre. Él [conocía] a mis padres biológicos”.

“Lamont nunca rechazó [a un niño]. O bien crecieron juntos o volvieron a casa con sus propias familias”.

Dado su historial ejemplar, Lamont podría haber sido reconocido por haber hecho lo suficiente. En cambio, hace muy poco salió de la jubilación por un caso especial.

Cuando Lamont escuchó hablar de un nuevo grupo de hermanos que necesitaban ayuda, decidió volver a certificarse como padre adoptivo. Su intención era adoptar de nuevo.

Zendaya, 5, Jamel, 4, Nakia, 3, Major, 2 y Michaela, 1, en realidad eran hijos de uno de los antiguos hijos adoptivos de Michael. Lamont le dijo a Good Morning America que los cinco se había puesto en manos de asuntos sociales, y por lo que él creía era resultado de una negligencia.

“Habían estado ya en cuatro casas diferentes y en cuatro ciudades diferentes. Les habían separado hace año y medio, dijo.

No era tarea fácil, pero Lamont logró reunir a los cinco hermanos y criarlos durante dos años.

Luego, justo la semana pasada, la pieza final del rompecabezas se puso en su lugar.

“Estuve intentando no llorar”, dijo Lamont sobre el día de la adopción. “Todos los días pienso en ello, y mis ojos se enrojecen. Nuestros esfuerzos y lucha, han servido para algo.

“Me traen nueva energía. Son niños adorables, muy cariñosos. Merecen ser criados como hermanos, y esa fue mi gran pelea”.

Lamont espera que su historia inspire a más personas a adoptar o incluso a acoger en familias a los niños que lo necesitan.. Todos los niños merecen un hogar amoroso y alabados sean aquellos que estén dispuestos a brindárselo.

¡Lamont, eres un hombre muy especial! Has hecho algo increíble, continua con tu labor.

Comparte esto por Lamont, que ofrece a estos cinco hermanos su amoroso hogar dándoles una oportunidad de crecer juntos.

¡Comparte este artículo en Facebook si quieres elogiar a esta increíble persona!