Padres convierten a su hija con tumor cerebral como “damita de honor” en su propia boda

Una boda suele ser un día lleno de alegría, amor y cariño. Pero a pesar de meses de organización, no suele siempre suceder como se ha planeado.

Jacob Skarrats y Tania Miller de Australia habían decidido dar un paso más consolidando su relación.

Habían decidido casare y estaban deseando que llegará el gran día.

Incluso su hija Paige estaba muy ilusionada y les había comentado a todos que ella iba a ser dama de honor.

Pero la fecha de la boda tuvo que ser pospuesta por un desgarrador motivo.

Blommor
Facebook/Kafe Kytka

Paige estaba muriéndose.

Dos meses antes Paige era una alegre, saludable y sana niña de cuatro años.

Pero comenzó a padecer un terrible dolor de cabeza que no se le iba.

Tras varias revisiones los médicos encontraron la razón del estado de Paige. Y desgraciadamente tenían terribles noticias para los padres.

La pequeña tenía en su cabeza un tumor cerebral grande como un limón.

hjärna
Facebook/National Cancer Institute

Fue operada unos días más tarde sin éxito.

Los padres decidieron provar con quimioterapia y radiaciones, pero los tratamientos eran demasiado fuertes para el débil cuerpo de la pequeña.

No había nada más que los médicos pudieran hacer y les comunicaron a los padres que a Paige no le quedaba muchas semanas de vida.

A pesar de esta terrible noticia, los padres de Paige quería cumplir los sueños de su pequeña, escribe Daily Mail.

Su deseo de ser la dama de honor.

Tania Miller
Facebook/Kylie Marcic Photography

Y entonces en medio de la tristeza se reanudaron los planes de boda y con la ayuda de amigos y familia consiguieron organizar una boda en solo 24 horas.

Gracias al comprensible personal sanitario, se puedo realizar la boda en el hospital. Y consiguieron tener todo lo que una boda tiene, trajes, invitados y tarta.

Paige estaba tan débil que apenas podía mantener los ojos abiertos cuando le estaban poniendo su bonito traje, pero ella sabía lo que estaba ocurriendo. Su madre estaba a su lado todo el tiempo.

Tania Miller
Facebook/Kylie Marcic Photography

Cuando estaba todo listo, el personal sanitario transportó a Paige al bonito jardín del hospital, donde unos 30 emocionados invitados esperaban.

Paige estaba tan débil que apenas podía abrir los ojos pero podía percibir todo el amor que la rodeaba.

Jacob y Tania no han perdido la esperanza y han comenzado un fondo Go Fund Me-sida para recoger dinero y continuar con el tratamiento.

Independientemente de como le vaya a Paige, su familia ha realizado su más preciado sueño.

Tania Miller Jacob Skarrats
Facebook/Kylie Marcic Photography

¡Comparte con tus amigos en Facebook si tu también esperas un milagro que pueda salvar a Paige!