Pareja interracial revela que las miradas de desaprobación y los comentarios maliciosos les hacen más fuertes

Brady y Asharel se conocieron cuando ambos eran estudiantes de primer año en la universidad. Iban a clase juntos y sabían que se querían, pero trataron de ignorarlo, hasta que ya no pudieron más.

Salieron en la universidad y se comprometieron poco después de graduarse.

Fue una experiencia de cuento de hadas para ambos: casarse 10 meses después de haberse comprometido y quedar embarazada diez meses después de casarse. Pero no todos tenían la misma visión del amor que tenían el uno por el otro.

“Como pareja interracial, hemos aprendido a ignorar a algunas personas en público”, compartió Asharel con Love What Matters.

“Como pareja interracial, a veces recibimos miradas de las comunidades blancas y negras. Respuestas que críticas ya que estamos “casados ​​fuera de nuestra raza”.

“Las miradas fulminantes y malitencionadas nunca nos han molestado ni a mi esposo y a mí, pero definitivamente las notamos”.

“Hemos estado juntos durante tanto tiempo, y hemos llegado tan lejos en nuestra relación, que simplemente nos reímos y hablamos de lo ridículas que son las personas en 2020 por juzgar a una pareja interracial”.

Cuando Asharel estaba en tercer grado, se mudó a Glenpool, Oklahoma, y ​​se sintió bienvenida allí a pesar de ser una de las pocas personas de color en su escuela.

Su esposo, Brady, creció en un pequeño pueblo predominantemente blanco y le enseñaron a amar a todos.

“Amaba a sus amigos y entrenadores negros como si fueran su propia familia”, dijo.

Asharel dice ahora que ambos son más maduros, entienden que algunas personas siempre los juzgarán y no les gusta que estén juntos, pero solo sirve para fortalecer su relación.

“Hemos llegado a comprender que no importa lo que piensen los demás. Nos amamos tanto que solo hace que nuestro amor se fortalezca el uno para el otro”.

Asharel y Brady tienen una hija y han prometido enseñarle a amar todo sobre sí misma y educarla para que conozca sus antecedentes culturales.

“Estamos decididos a enseñarle a nuestra hija a amar a todos, sin importar el color de su piel, apariencia, etc. Estamos decididos a enseñarle a amar con el corazón abierto.

Queremos enseñarle a saber que el color de la piel de alguien no define quién es”, dice Asharel.

Yo tampoco puedo creer que la gente tenga esta respuesta ante una pareja interracial en 2020.

Comparta para mostrarle a esta hermosa familia nuestro amor y apoyo.