Tweet about this on Twitter Pin on Pinterest Share on Facebook

Pareja recién casada pinta su casa – cuando los vecinos ven el color llegan las amenazas de muerte

Puede ser una cerca demasiado alta, un árbol que tapa el sol del atardecer o el volumen alto de la música por la noche. Hay peleas entre vecinos en todo el mundo, pero a veces se elevan a niveles desproporcionados.

Pero tal vez esta historia es la más exagerada que he escuchado.

Todo comenzó cuando la pareja recién de casados, Petr y Keely Kish Dubrova, de la ciudad estadounidense de Harris County, en Texas, decidieron pintar la casa con un nuevo color.

Puede parecer un acto relativamente ordinario, además, el plan de la pareja fue primero aprobado por la urbanización donde vivían.

Pero pronto la situación iba a cambiar drásticamente.

Fuente de imagen: Petr Dubrova (Facebook)

Un agente inmobiliario publicó una foto de la casa por internet para averiguar el valor en el mercado de la propiedad y si era considerada una casa bonita, y esto fue el inicio de una tormenta de comentarios de odio.

Cientos de personas dejaron su opinión crítica sobre la casa y su nuevo color azul verdoso claro.

“Dijeron de todo desde ‘chusma californiana’ hasta ‘¿qué hacen aquí? ‘ y ‘queremos ahorcarlos’, dice Keely Kish Dabrova al canal de televisión KHOU que forma parte de CBS.

Fuente de imagen: Facebook

El odio siguió por Facebook donde vecinos molestos decían que se veía como la casa de los pitufos, que era una casa horrenda y que nadie querría vivir allí.

“Se ve horrible y va totalmente en contra de las reglas del vecindario, no consigo entender cómo lo pudieron aprobar, deben ser colores neutros como el blanco, el beige, el gris y el azul. ESO no es neutro de ninguna manera”, dice la vecina Stephenie Knight según Daily Mail.

Había personas que hasta se metieron en la propiedad de la pareja para fotografiar la casa.

Fuente de imagen: Facebook

En una entrevista con KHOU el agente inmobiliario que fue el primero en publicar la foto de la casa, dijo que en absoluto era la idea causar odio.

Al mismo tiempo varios vecinos sostuvieron que todo había ido demasiado lejos.

”No me gusta mucho el color de la casa, pero no siento que deben ser castigados en esta manera”, dice la vecina Theresa Nichols a KHOU.

Fuente de imagen: Petr Dubrova (Facebook)

¿Y qué pasó con la pareja Dubrova? Respondieron que podían volver a pintar la casa, sólo necesitaban saber cuáles eran las reglas a seguir.

Pero sin duda estaban en shock por la reacción de odio de las personas.

”Esta es nuestra vida, la vivimos uno para el otro, hemos trabajado duro para poder comprar algo como esto y siento que la gente está destruyendo nuestro sueño”, dice Keely Kish Dubrova a KHOU.

Es totalmente inaceptable ¡todo el mundo debe poder tener su propio gusto sin tener que recibir amenazas de muerte!

Comparte esto si sientes que debemos hablar de las peleas entre vecinos y evitar que se descontrolen de esta forma.