Tweet about this on Twitter Pin on Pinterest Share on Facebook

Policía encuentra a un recién nacido en la basura – a los 24 años el destino le hace descubrir lo inimaginable

Robin es un joven de 24 años que ha vivido feliz con sus padres adoptivos, Elizabeth Barton y Daniel Fernández. Pero cuando Robin comenzó a descubrir lo que había ocurrido en sus primeros días de vida, se quedó impactado y quiso saber más. Lo que no se podía imagiar era hasta dónde le iba a llevar su búsqueda. 

El policía Michael Buelna estaba de servicio el 21 de noviembre de 1989 cuando fue llamado para acudir a la escena de un crimen. Mientras se encontraba en el lugar de los hechos, escuchó un sonido extraño que procedía de un contenedor de basura. 

Cuando se acercó se llevó la sorpresa de su vida, en el contender encontró un bebé que no tenía más de unas pocos horas de vida. 

Ese bebé era Robin.

bebe

“Vi que aún tenía el cordón umbilical y estaba cubierto todavía de sangre y fluidos, y toda la basura y la tierra se le pegaba. Intenté darle un poco de aire y él reaccionó”, cuenta Buelna. 

bebe_policia

El policía decidió llamar Adam al bebé, e incluso pensó en adoptarlo. Pero Elizabeth Barton y Daniel Fernández se le adelantaron, adoptaron al pequeño y le cambiaron el nombre, así Adam pasó a llamarse Robin. 

Robin, durante 24 años, vivió feliz con su nueva familia.

PADRE

Su madre, Elizabeth Barton, cuenta que ha sido un honor poder ser su madre. Y la mirada del hijo a la madre, deja muy claro el amor que siente por Elizabeth. 

madre

Pero cuando Robin descubrió cómo llegó a ser adoptado, lo tuvo muy claro, quería conocer al policía que le salvó la vida. Y esa búsqueda le llevó a descubriri mucho más de él hubiese podido esperar. 

Robin encontró al Oficial Buelna, tras una larga búsqueda. Cuando se vieron, después de tantos años, se fundieron en un emotivo abrazo. 

Para el padre adoptivo de Robin, Daniel Fernández, fue también un esperado momento, por fin pudo darle las gracias a Buelna: “Tuve la oportunidad de estrecharle la mano, mirarlo a los ojos y decirle: ‘Gracias por salvarle la vida a mi hijo’”, cuenta Fernández. 

abrazo

El policía le contó entonces que su madre biológica fue detendida y sentenciada a tres años de cárcel por intento de homicidio. A pesar de impactante y desagradable noticia, Robin le dijo a Buelna que quería encontrar a su madre, que entendía que era muy joven y no le guardaba rencor:  

Yo la perdono porque era una mujer joven en una posición muy difícil”, dijo Robin.

El policía decidió entonces ayudarlo en su búsqueda. 

ayuda

La búsqueda, sin embargo, acabó con un reencuentro diferente. Con todo el revuelo armado, su historia llegó a oídos de Marcos Meza, el padre biológico del joven. Marcos reconoció que había tenido un romance con la madre biológica de Robin, Serena Díaz, de 19 años en aquel momento, y cuenta que sólo supo que tenía un hijo cuando la policía lo interrogó tras encontrar al niño abandonado. 

Marcos contó que había busado a su hijo durante años. 

Durante 24 años, siempre dije que me gustaría encontrarlo, y finalmente lo hice”, dijo el Meza.

Y por fin, padre e  hijo, pudieron reencontrase. 

reencuentro

Creo que este chico ha mostrado mucha valentía y comprensión en la forma que se ha enfrentado a todo, y la vida lo ha recompensado con la suerte de tener ahora 3 padres. ¡Le deseo todo lo mejor en la vida, se lo ha ganado!

 Si quieres leer más historias conmovedoras, haz 'me gusta' en nuestra página :)