Policía para a un veterano del ejército – luego señala algo frente a su auto

Tener a un ser querido sirviendo lejos en el ejército no es fácil. Todos los que lo han vivido saben lo que es. 

No ser capaz de saber que tu marido, hijo, hermano u otro ser querido está a salvo es extremadamente  estresante.

Hemos escrito previamente sobre familias siendo reunidas con sus seres queridos sirviendo a su país en lugares remotos en el mundo.

Tristemente no todas las familias son reunidas de nuevo con las personas que quieren. Es una dura realidad que desafortunadamente tenemos que aceptar, pero no deberíamos dejar de honrar y recordar a la gente que dio su vida por proteger a su país.

Algunas veces, como en esta historia, las familias se topan con el apoyo de completos extraños.

William Jazwinski, de New York, es un exoperador de maquinaria de transporte pesado en el ejército de EEUU que sirvió en Irak.

© © Facebook/William Jazwinski

Él conducía su vehículo un dia cuando un policía lo detuvo. 

Luego contó la conversación que tuvieron él y el oficial, así como lo que pasó después, en su página de Facebook.

“Yo- Buenos días agente. ¿Estaba corriendo?

Agente- Buenos días, no no corría. Tan sólo quería detenerle para darle las gracias por sus servicios.

Yo- Oooh la pegatina, que bien. Muchas gracias señor, el placer es mío.

Agente- ¿Dónde sirvió?

Yo- Fui a Irak, hice 15 meses, en Fuerte Benning. 

Agente- Muy bien, mi hijo fue a Irak, pero él no regresó a casa.

Yo- Cómo siento oír eso, recién he terminado un programa por desorden post-traumático.

Agente- Veo que tiene una bandera en el maletero. ¡La que conseguimos para él! Bueno, está en la casa. ¿Puedo hacerle una pregunta?”.

© Facebook/William Jazwinski

“Yo- Claro.

Ahí es cuando el agente hizo una pregunta inesperada.

Agente- ¿Le importaría salir para recibir un abrazo? Usted me recuerda a mi hijo. Lo he detenido porque pensé que era él. Todavía hay muchos días en los que no me creo que se haya ido”.

“Con lágrimas en nuestros ojos salí y abracé al hombre. Les estoy hablando de uno o dos minutos llorando, arrodillados llorando. Necesitaba eso”.

“A todas las familias y amigos de soldados, luchando o que han luchado, Dios os bendiga. Vuestra paz y vuestros corazones. Es tan duro estar sin ellos. Es un camino tremendo. Os quiero a todos”.

Abajo puedes ver el post original (en inglés).

Qué historia más tierna de dos perfectos extraños unidos por una inesperada razón. Realmente me recuerda cómo somos los seres humanos, no importa quienes somos o qué hacemos para vivir. Por favor, comparte esto para honrar a los que están sirviendo a su país y a las familias que los esperan todos los días.