Tweet about this on Twitter Pin on Pinterest Share on Facebook

Policía se sienta junto a un niño autista que se escapó – hace algo que provoca el llanto de la madre

Todos los niños son fantásticos a su manera. Incluso antes de que puedan hablar, uno ya puede ver la personalidad de cada pequeño. 

Unos más tranquilos y pensativos, otros más vivos e inquietos pero todos igual de queridos y maravillosos.

Así era cuando Kyson Baler nació, y conforme crecía se acentuaba más el hecho de que no era un niño como los demás. 

Tenía más de un año cuando comenzó a gatear y más de dos años cuando comenzó a andar.

Hoy Kyson tiene 9 años y es un niño alegre a pesar de que no habla. 

Sufre de autismo, lo que le hace muy difícil asumir los cambios. Este año, en el mes de abril, su centro de rehabilitación en Idaho, EEUU, le asignó un nuevo asistente. 

Los cambios le afectaron mucho y se sintió inseguro. Salió corriendo del centro donde se encontraba. Se sentó en un aparcamiento de la zona, muy triste y asustado y no quería volver a entrar.

Chris Scott, policía de la zona, vio al niño y se dio cuenta enseguida de que algo había pasado. Fue hacia él y se sentó enfrente, en el suelo. 

Kyson se interesó mucho por las placas que llevaba Chris en su chaqueta de policía, justo ese día llevaba dos placas. Se quitó una y se la dio a Kyson, el niño se puso muy contento.

Un momento después, cuando Kyson estaba más tranquilo, Chris le preguntó:

¿Volvemos?

El niño aceptó y entraron juntos al centro. 

Mientras Chris y Kyson estaban sentados en el suelo, el asistente tomó una fotografía de los dos. Esta fotografía se ha difundido como la pólvora por todo el mundo.

Cuando la madre de Kyson vio la foto en la página web de la polícia, se emocionó con el gesto de Chris hacía su hijo. 

“Kyson dice ahora que quiere ser policía como Chris”, dice su madre a Local News 8.

¡Comparte, por favor, si opinas que es fantástico que la policía se involucre también en situaciones como estás!