Tras 18 abortos involuntarios durante 16 años la mujer finalmente da a luz a los 48 años de edad

When Louise Warneford met her husband Mark in 1999, she knew they wanted to start trying for a family straight away.

Louise, from Swindon, in England, started trying to conceive at 32 years old but her attempts were fraught with tragedy.

Despite 16 years of trying and 18 miscarriages Louise never gave up hope and now, at 48 years old, she is the proud mom of baby boy William and couldn’t be happier.

Cuando Louise Warneford conoció a su esposo Mark en 1999, supo que quería tener familia de inmediato.

Louise, de Swindon, Inglaterra, comenzó a tratar de quedarse embarazada a los 32 años pero todos sus intentos terminaron en tragedia.

A pesar de los 16 años de intentos y los 18 abortos involuntarios Louise nunca tiró la toalla y a los 48 años quedó por fin embarazada. Ahora es una madre orgullosa de su hijo William y no puede ser más feliz.

Louise y su esposo Mark, de 55 años, gastaron casi 100,000 dólares en tratamiento de FIV.

5 News/YouTube

Mark se había sometido a una vasectomía durante una relación anterior, por lo que la pareja buscó costosos tratamientos de FIV para poder ser padres.

Louise no tuvo problemas para quedarse embarazada, pero alrededor de las 14 semanas siempre perdía a su bebé.

5 News/YouTube

“Cada vez que tenía esperanzas y pensaba que ‘ya está’, voy a conseguir tener la familia perfecta que siempre he deseado, se producía la tragedia. No podía dejar de llorar cada vez que abortaba involuntariamente”‘, dijo Louise al Daily Mail.

“Decidimos probar la FIV, pero a pesar de quedar embarazada varias veces, siempre perdíamos al bebé.”

Justo cuando la pareja estaba a punto de tirar la toalla, se produjo un gran descubrimiento. Un médico confirmó que Louise tenía “células asesinas”, lo que significaba que su propio cuerpo destruía sus embriones.

Image result for louise warneford william
5 News/YouTube

Finalmente, Louise recibió el tratamiento que necesitaba y se quedó embarazada. Su hijo William nació a las 37 semanas por cesárea.

“Fue increíble”, dijo Louise emocionada, refiriéndose al momento en que le entregaron a su bebé.

“Cuando me entregaron a mi hijo no podía creerlo. No podía ser tan dichosa. Me sentía como si hubiera ganado la lotería”, comentó a 5 News.

Louise dice que ser madre “es el mejor trabajo del mundo”.

Si quieres saber más sobre la historia de Louise y el mensaje que envía a todas las parejas que quieren ser padres, mira el siguiente vídeo.

Estoy contenta ya que Louise y su esposo nunca perdieron la esperanza; ahora tienen este hermoso bebé que llena su familia.

Comparte esta historia con tus amigos y familiares para que sonreían hoy .