Tweet about this on Twitter Pin on Pinterest Share on Facebook

Un extraño mete a su hijo en un bolso para secuestrarlo – la venganza del padre llega como el rayo

Que puedan hacer daño a su hijo, es la peor pesadilla para cualquier padre o madre. Hace unos días ocurrió algo que nunca debería ocurrir. Un extraño intentó secuestrar a un niño. La rápida reacción de su padre, Ron Kraus, fue la salvación del pequeño. 

Ahora medio mundo aplaude a esta padre, mientras la policía busca al presunto secuestrador. 

Era un día normal en la casa de la familia Kraus. El hijo, Ryker, iba a cumplir un año y el padre, Ron, estaba preparando la fiesta en el jardín. 

© Youtube/CBS Chicago

La familia vive en una casa en Walkerton, en los Estados Unidos, y justo ese día hacía bastante calor. De repente un vehículo paró frente a la casa y un desconocido se bajó. El hombre le dijo a Ron que el motor se había calentado demasiado y le preguntó si podía darle agua. 

Ron fue amable con el desconocido y no pensó en ningún momento en que el hombre pudiese ser peligroso. El niño jugaba fuera en ese momento, mientras el padre entró un momento en la casa a por el agua. Pero entonces vio un movimiento por el rabillo del ojo. 

© Youtube/CBS Chicago

El desconocido metió al niño en una bolsa de viaje y salió corriendo hacia su automóvil. Todo ocurrió en solo unos segundos. 

Ran se dio cuenta entonces de que si no paraba al hombre antes de llegar al vehículo, que estaba a unos 30 metros, no volvería a ver a su hijo. 

© Youtube/CBS Chicago

Ron corrió como nunca antes, y consiguió alcanzar al hombre y lo golpeó en la cabeza. El hombre cayó al suelo con el niño. Ron tomó a Ryker en sus brazos y corrió a encerrarse en la casa. Después llamó a la policía. 

Cuando el policía llegó al lugar, el hombre había desaparecido. Había conseguido escapar, pero al menos Ryker estaba seguro en casa. La policía busca ahora al hombre que intentó secuestrarlo.  

– Espero que lo puedan encontrar antes de que vuelva a intentarlo, dice Ron a CBS Chicago.

Me alegra mucho que Ron consiguiese salvar a su hijo, porque Dios sabe lo que podría haber pasado si el hombre se hubiese llevado al niño. Crucemos los dedos para que la policía encuentre ahora al presunto secuestrador. 

Esto ha ocurrido en los Estados Unidos, pero puede pasar en cualquier lugar, por eso es importante recordar a todas las personas que tienen niños a su cargo, que no hay que perderlos nunca de vista. Comparte este importante mensaje.