Un niño ciego y autista conoce a Santa Claus y su reacción es muy conmovedora

La Navidad es un momento mágico para cualquier niño. La alegría está en el aire, los barrios están vivos con tanta alegría festiva y, por supuesto, la oportunidad de conocer a Santa Claus está a la vuelta de la esquina.

Quizás ese último punto sea aún más importante para aquellos niños que se enfrentan a pruebas y situaciones en sus vidas. Conocer a Santa Claus es algo enorme para un niño y puede traer mucha felicidad.

Cuando una madre Misty Wolf llevó a su hijo Matthew a conocer a Santa Claus, no estaba segura de lo que iba a ocurrir. Matthew es un chico ciego y autista, pero su amor por Santa Claus es real.

Crédito: Misty Wolf

Sin embargo, los temores de Misty se disiparon en el momento en que le contó a Santa Claus la situación de su hijo.

Misty comentó a Love What Matters: “Le susurré a Santa Claus, ‘Mi hijo es ciego y es autista, pero está muy interesado en Santa Claus”

“Él dijo ‘No me digas más”, e inmediatamente se agachó a saludar a mi pequeño.

“Estuvo hablando con Matthew durante largo tiempo. Tratando de que el niño lo tocara y sintiera. Le dijo de tirar de la barba, tocar su gorro, y hasta hablaron de su traje rojo.

Crédito: Misty Wolf

Santa Claus le preguntó a Matthew si quería sentir algo en concreto. El niño respondió “Tus ojos que brillan” (del poema “Era la noche antes de Navidad”).

Santa Claus le dejó tocar sus ojos todo el tiempo que quería, haciendo que Matthew se sintiera cómodo.

Misty escribió: “Luego Santa Claus dijo: ‘¿Alguna vez has sentido un verdadero reno??’

Santa Claus lo llevó al lugar donde se había montado la exhibición. Y Matthew pudo tocar los renos que se había montado. Mi corazón estaba feliz viendo a Matthew tan interesado. ¡El mejor Santa Claus que habíamos tenido nunca!”

Crédito: Misty Wolf

Misty explicó que Matthew, de 6 años, nació prematuro a las 24 semanas. Su hermano gemelo no sobrevivió, y Matthew se pasó 111 días en la UCI. Los médicos temían que el niño nunca caminara o hablara, pero desde entonces ha demostrado que estaban equivocados.

Bien hecho Matthew, ¡te deseamos las mejores navidades del mundo!

Y gracias Santa Claus, por hacer del día de este niño una experiencia fantástica.