Adultos leen carta de una niña a Papá Noel – tiemblan cuando se dan cuenta de que es un pedido es urgente

La Navidad está a la vuelta de la esquina. Es el momento de la entrega de regalos, dar y recibir amor y alegría festiva.

Por supuesto, en medio de todo el bombo, muchos de nosotros podemos olvidar de qué se trata esta época del año. Sí, los regalos son geniales y las decoraciones coloridas son agradables a la vista, pero es el tiempo que pasan con sus seres queridos, y los verdaderos gestos de buena voluntad es lo que realmente aporta esa sensación de calor interior que simplemente no se pueden comprar.

Esta niña recientemente escribió una carta a Santa Claus o Papá Noel… y está conmoviendo a personas de todo el mundo por todas buenas razones.

YouTube / CBS Philly

Que los niños que escriban cartas a Papá Noel o los Reyes Magos no son nada nuevo. Niños de todo el mundo envían anualmente millones de mensajes pidiendo regalos de un tipo u otro.

Riley quería hacer lo mismo, pero con un ligero giro. Mientras compraba con sus padres, ella envió una carta que desde entonces ha revolucionado Internet.

Verás, Riley no pidió una nueva bicicleta; ella no quería una consola de juegos ni ropa ni dinero. Su carta a Papá Noel fue así:

“Querido Papá Noel, los niños de mi clase dicen que no eres real, pero yo sigo creyendo. Espero que eso no signifique que soy un bebé. También mi amiga perdió a su padre y su familia vive en el patio trasero de su amiga. ¡Por favor, ayuda! Espero que esté bien no pedir un regalo”.

YouTube / CBS Philly

Fueron los empleados de la tienda de Lowe’s Millville quienes revisaron las cartas. Al leer la de Riley, instantáneamente supieron que tenían que compartirla con el mundo.

“Hay una niña que es realmente desinteresada y quiere hacer algo por una de sus amigas”, dijo Kevin Betchner, gerente del Departamento de Lowe’s Millville a CBS Philly.

Kevin y su equipo compartieron la carta en las redes sociales, y pronto se volvió viral. Entonces pudieron encontrarse con la niña y hablar con sus orgullosos padres.

Resultó que la situación de la amiga de Riley no era tan mala como su carta había descrito, pero podemos atribuirlo a la naturaleza de los niños, pero sin duda el gesto de esta pequeña muestra que tiene un corazón de oro y que el espíritu desinteresado de la Navidad aún existe.

¡Qué niña más solidaria!

Si te quedaste con una sonrisa gracias a la carta de Riley, ¡comparte este artículo y ayúdanos a difundir algo de alegría y bondad!