El público lo llama gordito – pero mira cuando se pone a bailar

Todos deberíamos aprender de los niños: no deberíamos juzgar a las demás personas por su aspecto.

Y a pesar de ello hay muchos prejuicios.

John Lindo está acostumbrado a que otros tengan opiniones preconcebidas sobre él.

Es un hombre corpulento y grande y no tiene el aspecto que normalmente suele tener un bailarín.

Pero no te pierdas el momento en que se pone a bailar…

Si me dices bailarín pienso en una persona en perfecta forma física, bien entrenada y sin ningún gramo de grasa en su cuerpo.  Muchos bailarines parecen realmente gimnastas.

Pero no es el caso de John Lindo. Es un hombre corpulento y grande con algunos kilos de más en la cintura. Por culpa de su aspecto John ha tenido que lidiar durante muchos años con muchos prejuicios. La gente no puede creer que sea un excelente bailarín.

dansar

Ha ganado competiciones

De hecho John baila swing desde el año 1992, ha competido a nivel profesional y ha ganado incluso competiciones, como el Abierto de los Estados Unidos (U.S. Open).

Cuando John y su compañera de baile salieron a la pista de baile en la competición de swing del año 2008 se podía oír entre el público murmullos de “gordo”.

dansar

Se colocan en primera posición sin problema

Pero cuando John y Stephanie comienzan su baile, todos se quedan callados. Ganan sin problema a todos los demás participantes y la sensación de alegría de John es maravillosa. El brillo de sus ojos lo dice todo. Esta historia es un auténtico recordatorio: nunca se debe juzgar el libro por su cubierta. ¡Maravilloso!

Su pieza de baile otorga la victoria a la pareja en la competición. Al final vemos cómo el público se pone de pie entusiasmado.

¡Mira el maravilloso vídeo!

Estoy sentada y sonrío cuando veo a John y a Stephanie bailar. ¡Comparte si tu también sientes lo mismo!