Tweet about this on Twitter Pin on Pinterest Share on Facebook

Alerta por el "golpe del perfume"

No se si esta historia es cierta o no, pero como decía mi abuela es “mejor prevenir que curar” y más con estos temas.

Recientemente, recibí en mi whasapp un mensaje de alerta bastante perturbador. Según dice, una banda de atracadores se dedica a robar a mujeres indefensas con el llamado “golpe del perfume”.

Este tipo de robos no es nuevo, ya se habían reportado casos similares en países latinoamericanos, y ha ocurrido también en España.

 En el texto enviado a través de whasapp se advierte lo siguiente:

“Atención,

Es el relato de un caso real que sucedió la semana pasada y un amigo lo está compartiendo:

La semana pasada me llegó un mensaje y me pesa en mi conciencia no habéroslo contado. A una amiga mía la durmieron en el baño de Cinepolis y le robaron todo y no recuerda nada, solo que una mujer le dio a oler un perfume.

Yo pensé que era una historia más hasta que ayer por la tarde, cerca de las 3.30 pm, en el parking de El Corte Inglés fui abordado por dos hombres que me preguntaron cuál era el tipo de perfume que yo usaba.

Luego me preguntaron si me gustaría oler un tipo de perfume sensacional que ellos estaban vendiendo a precio de oferta.

Probablemente habría aceptado si no hubiese recibido el aviso sobre EL GOLPE DEL PERFUME.

Los hombres permanecieron entre los coches aparcados, imagino que esperando que alguien más apareciese.

Paré a una señora que iba en dirección a ellos y la previne, me habían avisado de que en los centros comerciales o aparcamientos hay gente que te aborda para ofrecerte OLER EL PERFUME que están vendiendo pero que en realidad NO es perfume, es AXTER.

Cuando lo hueles te desmayas y aprovechan para robarte todo lo que llevas de valor.

POR FAVOR: Copia este mensaje y envíalo a tus amistades ya que están operando en todas partes.

POR FAVOR. Envía esto a todas las mujeres en tu lista y pídeles pasarlo”.

Da mucho miedo pensar que esto pueda ocurrirle a una o a sus seres queridos. Bastante temor tenía yo con la llamada “burundanga” que por lo visto también anula la voluntad de la víctima dejándola indefensa frente a ladones o abusadores.

Recuerden: ¡Nunca hay que aceptar objetos u oler perfumes ofrecidos por extraños! Y menos en un aparcamiento… Por favor, comparte esta historia con la mayor cantidad de gente que puedas para evitar que estos criminales se salgan con la suya.