Cuando recoge a su bebé está lleno de manchas en la cabeza y vomita, ahora la guardería ha tenido que cerrado

La primera vez que uno va a dejar a su hijo en la guardería es duro, yo creo que todos los padres pueden estar de acuerdo de esto. Además de la angustia de separarse de su bebé siempre hay una preocupación de que se haga daño o se enferme. Lo único que que lo tranquiliza a uno es saber que su hijo está en un lugar seguro, en buenas manos. Pero la pregunta es, ¿sí es así?

Lo que le pasó a la madre Sarah Brown es algo que ninguna persona debería tener que vivir. Por eso es importante crear conciencia sobre el tema. Hay mucha gente fantástica que trabajan con niños, pero desafortunadamente también hay muchos que nunca deberían trabajar con niños.

Cuando Sarah iba a recoger a su hijo Glen de 6 meses en la guardería vio que su cabeza estaba cubierta de grandes manchas.

Foto: YouTube Pantallazo/Daily Mail

En ese momento no podía ver de qué venían las manchas. Pero cuando una mujer del personal le dijo que su hijo había vomitado ese día, como si se hubiera enfermado, la madre se alertó.

Sarah no sabía qué creer, así que rápidamente se llevó al hijo a la casa y lo mantuvo bajo mucho control. Cuando Glen continuó vomitando el resto de la noche, y cuando las manchas se ponían más y más azules, Sarah entendió que algo estaba muy mal. Ella pensó que el personal de la guardería le debería haber dicho si su hijo había estado en un accidente.

Bebé de 6 meses víctima de violencia en guardería

El esposo de Sarah de inmediato llamó a un pediatra para que revisara a Glen, y pronto se supo que el niño había sido víctima de violencia, contra la cabeza. Todo indicaba que alguien lo había golpeado, y según el médico esta persona había utilizado sus manos.

“Estaba completamente devastado. Es decir, tiene 6 meses. No entiendo alguien cómo lo puede golpear o hacerle algo”, dijo el padre de Glen al canal de televisión Fox4, que se enteró de la noticia después de que la policía se involucrara.

La guardería ha tenido que cerrar

No se ha podido probar exactamente lo que le han hecho al niño, pero lo que sí es seguro es que ha sufrido lesiones en la cabeza cuando ha estado en la guardería. Por eso la licencia de la guardería ha sido suspendida y Kansas Department of Health and Environment (el departamento de salud y medio ambiente en Kansas) ha decidido cerrar la guardería por tiempo indefinido.

Nadie debería tener que vivir esto y ni siquiera preocuparse de que le pase a algo su hijo en la guardería. Comparte para crear conciencia y para mostrar que la verdad siempre sale a la luz.