Después de matar a más de 5.000 elefantes e hipopótamos, el cazador dice que no se arrepiente de nada

El debate en torno a la caza es un debate que probablemente durará mucho tiempo.

No importa la cantidad de gente que proteste enérgicamente por su práctica. No importa la cantidad de especies de animales que estén amenazadas hasta el punto de su extinción, todavía hay un sinfín de personas que la defienden como un pasatiempo.

Ron Thompson es una de estas personas. Es un persona controvertida, al ser un cazador. Durante su vida se confirma que ha terminado con la vida de más de 5.000 animales, un gran número de ellos elefantes africanos.

Él ha sido nombrado específicamente en un informe sobre la caza como pasatiempo, que ha publicado recientemente  Campaign to Ban Trophy Hunting (la campaña para prohibir los trofeos de caza). El informe analiza el aumento del marfil obtenido como trofeo por los cazadores provenientes de sus piezas de caza, es decir de animales asesinados. En estas últimas tres décadas el número se ha incrementado por 12.

El fundador de la campaña sobre la prohibición de trofeos de caza, Eduardo Goncalves, argumenta que este tipo de caza amenaza la supervivencia de muchas especies, considerándose como una “resaca” de la época colonial. Y no solo eso, Goncalves señala que la industria ha crecido en los últimos años, poniendo a muchas especias al límite de su existencia, pudiendo perderse para siempre.

Foto: Pixabay

Thompson, sin embargo, no tiene remordimientos por su hobby. Se le atribuye haber matado a 5.000 elefantes, así como 800 búfalos, 50 hipopótamos, entre 30 y 40 leopardos, y 50 o 60 leones. Este hombre de 80 años ha pasado gran parte de su vida en los parques nacionales como un cazador. Thompson comenzó a cazar durante la era colonial en África.

Foto: Pixabay

Thompson afirma que solo ha estado haciendo su trabajo y añade que lo que hace tiene un significado que las personas en los países occidentales pasan por alto. La principal defensa de Thompson es que simplemente ha estado controlando las poblaciones de animales; argumenta que no tiene sed de sangre por matar animales, e incluso ha dicho que el elefante africano no se enfrenta a la extinción, a pesar de las pruebas en contrario.

“No tengo remordimientos, cientos – diez mil – veces he cazado y no estoy arrepentido por lo que he hecho porque ese no es el problema”, dice a the Daily Mail.

“El problema es que tenemos un grupo de supuestos expertos de occidente que nos dicen qué hacer.  Soy ecologista con formación universitaria – por lo tanto sé seguro de lo que estoy hablando”

Según la opinión de Thomson, las mentiras han sido fabricadas para financiar a las organizaciones no gubernamentales defensoras de los derechos de los animales. Sin embargo, es innegable que el elefante africano se ha reducido drásticamente en número. Y según la Federación Mundial de la vida salvaje, en el año 2016 se hizo un esfuerzo por contar los elefantes que aún quedaban en África. Y el número de estas magníficas criaturas era de 352,271 con una caída del 30% en los últimos siete años.

Décadas de caza han provocado que muchos animales se encuentren al borde de la extinción. Por lo tanto ahora es más importante que nunca que luchemos contra aquellos que están a favor de la caza de trofeos y la declaran inofensiva.

¡Comparte este artículo para mostrar tu posicionamiento en contra de la caza de trofeos y de cualquiera que lo practique!