Esposa le tocó la canción de su boda por videollamada mientras que él moría solo de coronavirus

Tal vez unas de las cosas más duras del coronavirus es el aislamiento.

Se dice que uno no debe estar más cerca de unos 2 metros de los demás y nos debemos aislar si nos ponemos enfermes. Luego tal vez lo más aterrador es que si terminamos en el hospital no estamos permitidos a tener nadie a nuestro lado, por miedo del contagio.

Alrededor del Día de San Patricio Joe Lewinger empezó a tener síntomas de COVID-19. Después de casi dos semanas en el hospital murió de complicaciones del virus.

Su esposa, Maura, no pudo estar a su lado, pero los médicos la permitieron hacer una videollamada con su esposo y antes de que muriera ella le tocó su canción de matrimonio y le dijo lo mucho que él significaba para ella.

“Le toqué nuestra canción de matrimonio. Y así fue.”

Maura le dijo a CNN’s Erin Burnett que su esposo, Joe, de 42 años de edad, no tenía enfermedades subcayentes y tenía “síntomas leves” alrededor del Día de San Patricio. En poco tiempo le dio fiebre y problemas para respirar.

Joe, que era elsubdirector en una escuela secundaria católica de Long Island, Nueva York, fue al hospital donde recibió medicamentos contra la malaria y otros tratamientos.

Durante su tiempo en el hospital, su familia no lo podía visitar. Así que Maura tenía que inventarse algo para poder pasar tiempo con su esposo.

“El país se está acostumbrando al aprendizaje remoto y tuvimos que acostumbrarnos al cuidado virtual y al matrimonio virtual simplemente estando allí el uno para el otro”, dijo.

Cuando el estado de Joe siguió empeorando, Maura pidió si podían hablar haciendo una videollamada.

“Lo vi y le rogué que no nos dejara y le dije que todos lo necesitábamos”, dijo Maura.

Mientras que los médicos trataban de mantener a Joe vivo, Maura estaba en la casa de los dos junto con sus tres hijos escuchando la canción de matrimonio de los dos. El médico de Joe llamó y no tenía buenas noticias.

“Hemos hecho todo lo que podemos y lamento decir que no le queda mucho tiempo”, el médico le dijo a Maura.

GoFundMe/Support for the Lewinger family

Otra vez Maura quiso llamar a su esposo a través de una videollamada.

“Le di las gracias por ser el esposo más espectacular, por hacerme sentir apreciada y amada cada día”, dijo ella.

Maura tocó la canción de boda de la pareja y un momento después los médicos le informaron que Joe había muerto.

Ahora, mientras Maura y su familia lloran la pérdida de un esposo y un padre, ella está instando a otros a quedarse en casa, no solo para protegerse sino para proteger a los demás.

“La gente simplemente no está teniendo cuidado. La gente tiene una sensación de ser invencible y creen que no les puede ocurrir”, dice ella. “No puedes estar con gente que no está en tu casa.”

Qué historia tan desgarradora. ¿Cuando la gente va a entender lo importante que es que TODOS nos quedemos en la casa? Nadie es invencible.

Descansa en paz, Joe.

Comparte esto en Facebook para mandar tus condolecias a la familia de Joe.