Gerry McCann dan una gran exclusiva 11 años después de la desaparición de su hija Madeleine

Han pasado 11 años desde que los McCann descubrieron que su hija Maddie no se encontraba en su cama en el resort portugués de Praia da Luz.

11 años desde que la pequeña  Madeleine McCann ,de tres años, desapareció.

Ahora, después de más de una década desde que se creó una de las mayores búsquedas en la historia de la humanidad, el padre de la niña, Gerry, se atreve a desvelar la terrible lucha de salud mental que ha estado soportando.

Según the Daily Mail, el hombre, de 50 años, ha concedido una entrevista para concienciar sobre la salud mental. Espera que haciendo esto pueda poner fin al estigma que afecta a los hombres y las luchas que algunos tienen a la hora de hablar francamente sobre sus sentimientos.

McCann rara vez ha hablado públicamente de sus emociones tras el supuesto secuestro de Madeleine en un centro turístico portugués hace 11 años.

Él y su esposa Kate habían dejado solos a sus hijos para ir cenar a un restaurante de tapas cercano con amigos, y cuando regresaron a su apartamento, su hija de 3 años ya no estaba.

Mientras que Kate ha concedido varias emotivas entrevistas en los medios de comunicación a lo largo de los años, Gerry ha permanecido gran parte del tiempo en silencio, salvo para comunicar como iba la investigación policial en curso.

Ahora, sin embargo, ha decidido hablar sobre su propia agonía “de una manera honesta, personal y a veces en términos dolorosos” en el show especial de la BBC Radio 4.

Posted by Official Find Madeleine Campaign on Tuesday, 7 December 2010

“Decidí que era una buena oportunidad para decir algo sobre ese vínculo especial entre padres e hijas, pensando que hablar abiertamente podría ayudar a otros hombres en situaciones similares. Creo que es el momento adecuado”, dijó, según Daily Mail.

Y según fuentes, McCann reiteró también “Su absoluta determinación por seguir buscando a Madeleine”. Este último punto es significativo a la luz de la noticia de que la búsqueda de Maddie, llamada Operación Grange, podría parar por falta de nuevas pruebas.

La última semana aparentemente los medios se hicieron eco del miedo de la familia McCann al saber que la investigación podría finalizar en menos de tres semanas.

Según el Ministerio del Interior británico, éste aún no ha recibido una solicitud policial de nuevos fondos para continuar con la búsqueda de Madeleine.

Nosotros seguimos esperando y rezando por que Madeleine un día aparezca sana y salva. Ningún padre debería vivir una situación donde no sabe el paradero de su hija – esperemos que Gerry y Kate puedan encontrar las respuestas que buscan. 

¡Comparte esta historia si quieres apoyar a estos padres y que no cese la búsqueda de Madeleine!