Hospital declara muerto al bebé, pero en camino al entierro el padre oye un ruido que causa pánico

En la mayoría de los casos tengo un enorme respeto por los hospitales y por el personal que trabaja allí.

Pero en esta historia ocurrida en la India, la situación me enfurece. ¡Esto no puede pasar!

 

Wikipedia Commons

El 30 de noviembre nacieron en la India, en Dehli, en el Hospital Max, dos mellizos. El nacimiento fue prematuro.

Desgraciadamente uno de los mellizos, la niña, no sobrevivió. Nació muerta. Su hermano recibió cuidados intensivos, escribe The India Times.

Su corazón latía de manera irregular. Los médicos hicieron todo lo posible por salvar su vida.

Max Pixel (el bebé en esta foto no tiene nada que ver con la historia)

Desgraciadamente los médicos no pudieron hacer nada y declararon su defunción como lo hicieron con su hermana.

Los afectados padres tuvieron que aceptar la noticia y quedaron devastados. El recién nacido fue puesto en una bolsa de polietileno, escribe The India Times.

Pero cuando  su padre, Amish, tomó al bebé para enterrarlo casi se muere del susto. Se dio cuenta de que el recién nacido se movía dentro de la bolsa.

”Abrió inmediatamente la bolsa y descubrió que el bebé todavía respiraba” comenta el tío del niño a The Epoch Times.

Twitter/ANI

Lamaron inmediatamente al hospital

No me gustaría pasar por una situación así ni en mis peores pesadillas. Amish reaccionó directamente y llevó al bebé al hospital más cercano.

La situación del recién nacido era crítica pero estaba con vida. En el hospital le informaron de que el bebé tenía una fuerte infección.

“El hospital nos llamó por la mañana” cuenta el padre.

”Dijeron que no se había cometido ninguna negligencia por su parte. Un médico del hospital comentó que se trataba de un “milagro médico”. Les dijimos que no queríamos oír sus explicaciones, pero no nos escucharon”

El Hospital Max de Delhi emitió un comunicado diciendo “que estaban afectados y preocupados por ese caso tan extremadamente raro”

Twitter/Tribune

Los médicos fueron despedidos

Desgraciadamente el recién nacido murió unos días más tarde. Tras una semana en cuidados intensivos, el bebé murió el 5 de diciembre por la tarde, informa el portavoz de la policía a The Times of India. 

Se llevó a cabo una investigación y se descubrió que no se había realizado un electrocardiograma para controlar si el bebé vivía. Los médicos les dieron el cuerpo del bebé a los padres sin ningún tipo de informe escrito informa NDTV.

Satyendar Jain, el ministro de sanidad del país, amenaza con dejar sin licencia al hospital. Dos médicos del Hospital Max involucrados en el caso fueron despedidos.

“Estas drásticas medidas no se toman por que los médicos hubieran hecho algo incorrecto”, declara el hospital. “Sino que las medidas deben ser consideradas como una muestra del enorme compromiso de mejorar el nivel del sistema sanitario”

Desgraciadamente ha ocurrido una enorme tragedia en la que muchos se han visto envueltos. Esperemos que una situación así no vuelva a repetirse. 

¡Comparte este artículo en el Facebook si tu también lo consideras absolutamente inaceptable!